Un negocio deportivo entre amigos

Calidad y buen precio los caracteriza

Las prendas depor­tivas son suma­mente solicitadas, principalmente las de buena calidad, en el país existe una marca que busca sobresalir en el rubro, se trata de Lion Army, un em­prendimiento de un grupo de amigos en Asunción.

Eduardo Higaki, Pietro Sachero y Guillermo Go­rostiaga son los propieta­rios de Lion Army, quienes decidieron emprender por el deseo de proveer al mer­cado paraguayo de una marca deportiva nacional de calidad.

“Lion Army nació a princi­pios del año 2017, cuando observamos que muchas veces las personas prefie­ren adquirir marcas ex­tranjeras de indumentaria deportiva debido a que no existe una marca nacional que conjugue la calidad y la creatividad que ofrecen las marcas tradicionales. Lue­go de un arduo trabajo para la creación de una marca e identidad que vaya acorde a lo que estábamos bus­cando ofrecer al mercado, en octubre del año pasado Lion Army fue lanzado como una propuesta nacio­nal para las personas que desean indumentaria que refleje su estilo de vida”, indicó Eduardo uno de los propietarios.

Actualmente distribu­yen sus productos en 11 puntos de ventas, los más solicitados son las calzas para mujeres, que tienen un costo de G. 160.000, además cuentan con remeras y camisillas para hom­bres y mujeres, que se encuentran en un rango de G. 90.000 a G. 110.000.

 

El monto de la inversión de Lion Army fue aproximada­mente G. 160 millones, los cuales fueron utilizados en el desarrollo de la marca, producción de indumenta­rias y todo lo que conlleva la puesta a punto y funcio­namiento de la marca.

PROYECTO

“Tenemos proyecciones a futuro de poder vender nuestros productos a tra­vés de una extensa red de puntos de ventas, y la masificación de los canales digitales de venta. Así tam­bién, en materia creativa proyectamos campañas de publicidad novedosas que generen la vinculación de los consumidores con nuestra marca”, indicaron los propietarios.

DESAFÍO

“Uno de los mayores desa­fíos es crecer, y poder abas­tecer a la demanda genera­da de nuestros productos sin sacrificar los atributos que nos permiten estar en la mente de nuestros consumidores y mercado meta”, concluyó Higaki.

También podría gustarte Más del autor