Las tradicionales oficinas tienen los días contados

Empresas familiares aún no rompen el molde

Lo único permanente es el cambio y aunque a muchos les lleve tiempo entenderlo, es indispensable reiterar que las oficinas tradicionales ya no cumplen con los requisitos de una empresa que desea estar sobre nivel promedio de productividad en el mercado.

DESARROLLO
El avance deja algunas cosas en el pasado, es inevitable. Ocurrió hace muchos años con la máquina de escribir, luego con el télex, el fax, los teléfonos fijos directos, las filminas para proyectar, etc. Son muchísimos los elementos que formaron parte de todas las empresas hasta hace muy poco tiempo y que hoy en día han sido desplazados, igual que las mismas oficinas que las fomentaron.
Al principio fue la famosa firma Google quien implementó la iniciativa; oficinas diseñadas para fomentar un mejor ambiente de trabajo, la creatividad y productividad de los funcionarios. Pero esto se ha extendido y hoy pueden verse espacios como este en todas las capitales del mundo, en donde Asunción no es la excepción.

MODELO
La teoría más simple de porqué este cambio no se está dando a la velocidad que debería en Paraguay es que, existen aún muchas empresas familiares donde a los dueños, quienes finalmente toman la decisión de qué modelo de oficina quieren, siguen aferrados al concepto de los espacios muy jerarquizados; donde abundaban los despachos, los sitios de trabajo fijos e individuales. Esto provoca la resignación de hasta un 20% más de productividad en sus empresas. Lo que representa un porcentaje mayor de rentabilidad que están dejando de recibir como dividendos.

RESPONSABILIDAD
El futuro nos espera con muchas otras sorpresas, pero es la responsabilidad de cada empresa con sus clientes y funcionarios ofrecer una puerta abierta que los lleve hasta ahí.


También podría gustarte