Alberto Fujimori no irá a prisión

Aprueban norma en tiempo récord

El País
España

 

La mayoría fujimorista de Fuerza Popular en el Congreso, de oposición de Vizcarra, ha aprobado una ley de “ejecución humanitaria de la pena” para que los presos mayores de 78 años que hayan cumplido un tercio de su condena puedan continuarla “a través de vigilancia electrónica” desde su domicilio.

La norma ha sido preparada explícitamente para favorecer a Fujimori, que vio anulado su indulto. Y podría favorecer también a Montesinos, ex asesor de Fujimori de 73 años y jefe de facto de las fuerzas armadas en el régimen, que en un lustro podría beneficiarse de esa misma libertad vigilada. Fujimori, presidente de Perú entre 1990 y 2000, fue sentenciado hace 9 años a un cuarto de siglo

de prisión como autor mediato de varios delitos de homicidio, lesiones graves y secuestro agravado -considerados crímenes de lesa humanidad- cometidos principios de la década de los noventa. Los hechos fueron perpetrados por el Grupo Colina, un destacamento del Ejército creado durante su régimen y al que Fujimori felicitó y amnistió.

En la nochebuena del año pasado, el entonces jefe de Estado y de Gobierno peruano, Pedro Kuczynski, le concedió un indulto humanitario que evitaba su reingreso en prisión para cumplir la parte restante de la condena a cambio de un último y desesperado balón de oxígeno político. Pero la semana pasada, el caso volvió a dar un giro de 180 grados con la anulación judicial de la medida de gracia atendiendo a una petición de la Corte Interamericana de DDHH.

Desde entonces, los suyos han tratado de buscar el ángulo legal para evitar el cumplimiento de la orden del magistrado supremo Hugo Núñez Sulca. La congresista fujimorista Yeni Vilcatoma, presentó un proyecto de ley de “ejecución humanitaria de la pena” para presos de la tercera edad. Y la junta de portavoces decidió someter el proyecto de ley a la votación del pleno, exonerándolo de la discusión en las comisiones parlamentarias.

También podría gustarte