Barra móvil de tragos dio inicio a su negocio

Joven se inserta al mundo de los negocios

Camila Casariego Tato

[email protected]

En el mundo de la organización de eventos, cuidan­do cada detalle, buscando siempre brindar la mejor experiencia a los invitados de cada aconteci­miento, se tiene en cuenta varias opciones, en cuanto a gastronomía, bebidas, de­coraciones, etc.

La coctelería es una de esas opciones, esta supo ganarse un lugar en los eventos, ya que los tra­gos pasaron a ser los preferidos frente a cual­quiera de las bebidas tra­dicionales.

Un negocio denominado “Frozen Bar” nació en marzo del año 2014. Giu­liana Domaniczky, pro­pietaria de esta empresa, empezó a investigar un poco sobre el rubro de la cocteleria ya que siem­pre salía con amigos y conocía la necesidad que tenían las personas en los eventos, “ahí fue que me propuse a armar una barra de tragos, me enfoque en pedir presupuestos a los mueblarios, proveedores y contactos que tenía para iniciar con la idea ”, agregó Giuliana.

El primer mes arrancó solo con una barra, y el costo base en ese momento fue de G. 6,5 millones, pero con el pasar del tiempo iba in­virtiendo más de acuerdo a las necesidades, entre ellas decoración e insumos nece­sarios para cada evento que surgía, ingredientes para cada coctel, etc.

Frozen Bar es para todos, ya que ofrecen tragos con alcohol y sin alcohol hasta variados bebestibles, ”par­ticipamos desde bautis­mos, 15 años, cumpleaños infantiles, casamientos, aniversarios de empresas, entre otros”, mencionó la emprendedora.

Esta empresa maneja com­bos variados de tragos, a partir de 100; 200 y 300 tragos salen por barra, “en una oportunidad llegue a vender 500 tragos, fue todo un logro” acotó Domani­czky.

El servicio de 100 tragos tiene un costo de G. 1,5 mi­llones con iva incluido, y a medida que mas tragos se solicitan se realiza un “des­cuento” para el cliente que solicita el servicio.

Hoy Frozen bar trabaja con varias marcas prestigiosas como, corona, watts, nest­le, bacardi, fireball, tanque­ray, Bombay, jagger, entre otras.

“Quiero animar a los jóve­nes a perseguir sus sueños, a no tener miedo de em­prender, a veces se gana, otras se aprende y se pierde, pero lo importante es pro­bar y dar un paso más cada dia”, culmino la propietaria de la empresa.

También podría gustarte