Influencers, microinfluencers y activistas

Stephanie Hoeckle

Directora OUI OUI

[email protected]

Hacer una campaña con influencers (personas influyentes) para dar mayor visibilidad o mejorar la reputación de una marca consistía en contratar a famosos o celebrities. Pero desde que internet hizo posible que cualquier persona sea influyente, ganaron espacio los bloggers, instagramers y youtubers. Conocidos por cierto público y segmentados por intereses (moda, lifestyle, turismo, bebés, belleza, gastronomía, etc.), comenzaron a llamar la atención de ciertas marcas que buscaban compartir determinados contenidos.

Ahora, la tendencia mundial son los influencers activistas, personas que se destacan por una acción solidaria o que luchan por una determinada causa. Yusra Mardini, una nadadora siria de veinte años, que arrastró a nado una embarcación con veinte refugiados a bordo para huir de la guerra civil en Siria, es hoy la imagen de Under Armour, que vio en ella a un ejemplo de valentía, solidaridad y fortaleza con el que se identifica la marca. La joven tiene en Instagram (la aplicación favorita de los influencers) 102.000 seguidores, una cifra sin mucho peso en relación con otros influenciadores internacionales, aunque a la firma eso no le ha importado.

Otro ejemplo es Jout Jout (Julia Tolezano), una brasileña feminista, quien con su humor y naturalidad transmite un mensaje que ha conquistado a más de dos millones de suscriptores en Youtube, y logró, además, que la compañía telefónica Vivo la contratara para una campaña publicitaria. Como Yusra y Jout Jout, hay muchos influencers más que no solo están generando conciencia sobre distintos temas (la diversidad de la belleza, la discriminación, los derechos de la mujer, etc.) sino que van consiguiendo el apoyo de marcas para expandir su lucha.

En Paraguay tenemos de todo un poco: influencers que son celebrities, los que solo hacen marketing y los que son activistas (o una mezcla de ambos). Por lo general, las marcas son muy selectivas en los topics. Hablar de feminismo, paridad o derechos LGBT son considerados temas polémicos que muchas prefieren no abordar, pues ha habido casos de algunas que se animaron y no tuvieron buena recepción en las redes. Lo que sí abundan son los mensajes y posturas con respecto a la diversidad de la belleza, wellness, lifestyle y autoestima de la mujer en cuentas como @srita_mendez, @ marileunger, @wiwimakeupyes @vivianbenitezb, @maggieleri, @frugalisima y @ lerynfranco1, por citar solo algunas. ¿Qué debe tener un influencer para destacarse? Más allá del tamaño de su audiencia (muchas marcas exigen hoy cuentas verificadas, porque está la trampita de los seguidores falsos), hay características que definen su marca personal:

Carisma y comunicación

Si una persona no le cae bien a los demás, obviamente no tendrá gente que la siga, lo cual es un principio básico para un influencer. Sin embargo, de nada sirve ese carisma si no le acompaña el don de la comunicación, es decir poder llegar a su público con un mensaje claro, bien escrito, que genere opiniones y, en especial, reacciones positivas. Si, además, le pone un toque de humor a lo que dice y hace, tendrá un valor agregado.

Credibilidad

A diferencia de muchos famosos que parecen inaccesibles, el éxito de un influencer es su proximidad. Es una persona que genera confianza y se convierte en una especie de amigo que interactúa con su público y puede recomendar algo de primera mano, en base a su experiencia. Pero, cuidado, hay que ser consecuente con lo que se muestra en las redes virtuales y en la vida real. Y si hablamos de hacer publicidad, es importante que un influenciador pueda ser honesto e informar a su público cuando hay una marca detrás de su consejo. En algunos países, por ejemplo, hay una nueva normativa para combatir la publicidad encubierta que obliga a informar a los usuarios digitales cuando se trata de un anuncio publicitario.

 

También podría gustarte