Tigo sale de compras en Centroamérica

Compra se cerró en US$ 1.650 millones

 

 

Telefónica cerró ayer la venta de sus filiales en Nicaragua, Costa Rica y Panamá al grupo Millicom International, una operadora de telecomunicaciones que ya cuenta con presencia en la región.
La operación se cerró por un precio total incluida deuda de 1.650 millones de dólares, equivalentes a unos 1.455 millones de euros.

Esta es la segunda operación cerrada por Telefónica en la zona en las últimas semanas, tras el cierre de la venta de sus filiales en Guatemala y El Salvador al grupo mexicano América Móvil, propiedad del magnate Carlos Slim, el pasado 24 de enero y se producirá coincidiendo con la presentación de resultados de Telefónica, correspondiente al 20018 que tiene lugar este jueves.

A comienzos de febrero, el director financiero de Millicom, Tim Pennington, reconoció a la agencia Bloomberg su interés por la operación.

Plusvalías de 800 millones. El precio de la operación se reparte entre unos 573 millones de euros la filial de Panamá, 503 millones de euros la subsidiaria de Costa Rica y 379 millones la filial de Nicaragua. Como Telefónica mantiene unos 100% del capital de Costa Rica y estas filiales apenas tienen deuda,telefónica recibirá prácticamente los 500 millones íntegros.

En el caso de Panamá y de Nicaragua, Telefónica sólo controla el 60% -ya que el 40% restante fue vendido en 2013 al grupo guatemalteco Corporación Multi Inversiones (CMI)- por lo que por la primera recibirá alrededor de 345 millones y por la segunda otros 230 millones, de forma que entre las tres ingresará alrededor de 1.075 millones de euros.

Las plusvalías antes de impuestos y minoritarios son de 800 millones de euros. Estas operaciones equivalen a un múltiplo de 6,7 veces el ebitda de 2018.

Contando la venta de las filiales de El Salvador y Guatemala cerradas en enero, el valor de venta total de las dos operaciones se elevaría a 2.298 millones de dólares, equivalente a unos 2.025 millones de euros.

Sumando las dos operaciones, el múltiplo total de la venta de las cinco filiales arroja un múltiplo de 7,4 veces el ebidta del pasado año.

Esta cifra se encuentra por encima de las valoraciones medias de las operadoras latinoamericanas de telecomunicaciones y por encima de valor al que estaban fijadas las participaciones por parte de las principales casas de análisis de Bolsa.

1.400 MILLONES
PARA DEUDA

Uno de los datos más importantes para la operadora es que las dos operaciones permitirán a la compañía acometer un desapalancamiento por valor de 1.400 millones de euros.

De esta forma es probable que la cifra global de deuda neta, que a septiembre del pasado año se situaba en 42. 636 millones, se sitúe ya cerca de los 40.000 millones netos. Hay que tener en cuenta que sólo con estas dos operaciones el impacto en el endeudamiento neto del grupo de telecomunicaciones lo situaría en el entorno de los 41.200 millones, a lo que hay que sumar el efecto del desapalancamiento orgánico, mediante la generación de caja que viene efectuando la compañía trimestre a trimestre.

Millicom es una compañía de telecomunicaciones, con presencia en mercados emergentes tanto de Latinoamérica y el Caribe, donde opera con la marca Tigo, como de África.

El principal accionista de Millicom International, con un 38% del capital es el holding sueco Investment AB Kinnevick, controlado por la familia sueca Stenbeck, uno de los clanes más poderosos de de Suecia, y que también es accionista de referencia de otra operadora, Tele2, y del grupo de comercio electrónico alemán Zalando.

Además de Millicom también se habían interesado por el proceso otros candidatos, como la norteamericana AT&T, o el grupo de cable Liberty Latin América, que pretendía reinvertir en la zona parte de los ingresos que obtendrá en Europa cuando se cierren la venta de activos de cable a Vodafone.

También podría gustarte