Disney compra derechos de 21st Century Fox

La compañía Disney anunció ayer que ha comprado todas las acciones emitidas y en circulación de 21st Century Fox . La adquisición, se ha completado por una suma de US$ 71.300 millones.

“Una transacción transformadora que permitiría desbloquear grandes valores para los accionistas”, sostuvo el Consejero General de 21st Century Fox, Gerson Zweifach.

Pero, a efectos prácticos, el desembolso efectuado por Disney implicará el control sobre los grandes y pequeños estudios, que son propiedad de FOX, también secciones de su división televisiva, que no estén relacionados con deportes o informativos.

La absorción comprende a los principales activos de Fox, entre los que se incluyen sus estudios de televisión y cine bajo el sello 20th Century Fox, sus canales de entretenimiento y sus acciones en el marco internacional.

De esta manera, Fox se unirá a estudios como Pixar, Marvel y Lucasfilm, todos bajo la propiedad de The Walt Disney Company. Esto quiere decir que Disney podría revelar nuevos planes para después del estreno de ‘Avengers: Endgame’, introduciendo en su universo cinematográfico a los superhérores de Fox, entre quienes están los X-Men, los 4 Fantásticos,
Deadpool , Los Simpsons, entre otros. Para los trabajadores de ambas compañías atrae un punto de inquietud, Pese a su colosal tamaño e influencia, muchos empleados lo pagarán con sus puestos de trabajo. Las estimaciones varían, pero se cree que Disney despedirá a un número de entre 4.000 a 8.000 funcionarios, para adecuarse a la nueva estructura, con base a lo que indica el portal de noticias Univisión.

Comcast también quiso comprar a Fox e hizo una oferta de US$ 65.000 millones en el mes de mayo del 2018, pero Disney finalmente ganó la batalla.

ENTREVISTA

Las conversaciones de esta transacción iniciaron en
diciembre del 2017, cuando Disney propuso la compra de las acciones de Fox por US$ 52.400 millones, sin embargo esta propuesta fue rechazada. En julio del 2018 se acordó el trato entre ambas compañías, pero la aprobación definitiva tuvo que esperar a la conformidad de los reguladores de México, según indica la agencia “Europa Press”.

También podría gustarte