Inquietante diagnóstico sobre el sector automotriz

Un empresario serio no se queda con la instantánea del momento sino que va en busca de “the big picture”, el panorama total, cuando el peligro acecha.

Lo dicho por un empresa­rio del sector automotor deja espacio suficiente para la reflexión. En de­claraciones a 5días, Mar­celo Toyotoshi expuso el hecho de que algunas empresas –automotrices y maquiladoras- están empezando a recortar horas de producción dada la retracción que se observa en el mercado. A continuación, resalta el hecho de que no ve en el Gobierno una preocupa­ción por abrir un canal de diálogo en busca de una política que atenúe esta tendencia. Su diagnós­tico es inquietante: “Si no mejora la situación, muchos podrían reti­rarse del mercado y eso pondría en peligro unas 10.000 plazas de trabajo”. Creadas, agregamos no­sotros, con gran esfuerzo, inversión y titánicas labores de marketing.

Las expresiones de Toyo­toshi tienen un respaldo concreto en las cifras. Según un registro del Ministerio de Industria y Comercio, en 2017 hubo una inversión efectiva en el renglón automotriz de US$ 4.149.972. Podrá no parecer mucho, pero lo importante no es la cifra en sí sino la ten­dencia. Cerrado 2018, la inversión efectiva en US$ corrientes fue de 1.372.439. Esta retracción se refleja en la caída en la producción de motos y bicicletas, estancándose la de vehículos de cuatro ruedas. Un empresario acostumbrado a ver más allá del horizonte no se queda con la instantánea del momento sino que va en busca de “the big picture”, el panorama total. Y otra advertencia del empresario automo­triz: Paraguay es el único país del Mercosur que no tiene un convenio automotriz. Eso nos deja expuestos frente a un monstruo muy cercano, Brasil y un tambaleante paquidermo, Argentina. Ambos enfrentan una crisis muy profunda y pueden saldarla a costa de nuestra industria. El automotriz, como mu­chos otros, es uno de los sectores locales más cas­coteados. Es cierto: falta una política nacional.

También podría gustarte