Gugleos wikipédicos

Vivimos una cultura express, livianita y fácil de llevar

Por Cristian Nielsen

¿Qué diferencia hay entre el héroe de Aquidabán y el cobarde de Sedán? La pregunta de Humberto Rubín, formulada en su programa mañanero, nos interpela a todos. Hasta donde pude escuchar el programa, nadie respondía al interrogatorio acucioso y es posible que la mañana se haya ido sin una respuesta, con un denso silencio tras cada repetición.

¿Aquidabán y Sedán? ¿Habrá allí algo más que una coincidencia de acentos, una cadencia sincronizada? ¿Dónde estaba el héroe, quien era el cobarde? ¿Le importa eso a la gente que, corriendo de un lado a otro, apenas tiene tiempo para ir al trabajo, perder horas en el micro, “viviendo de prepo y durmiendo apurao” como dice el tango de Enrique Cadícamo? Creo que Humberto pide demasiado. Hoy estamos en la era de la cultura express, livianita, fácil de llevar. En un programa de preguntas y respuestas tipo “multiple choices”, el animador preguntaba: “La torre de Pisa es: ¿una comida, el nombre de una película o un edificio público?”. Adivinen: ganó la opción comida. Un día, dando una charla a alumnos de periodismo, pregunté cómo se llamaba el primer periódico paraguayo de la historia.

Nadie lo sabía y terminé defendiéndome como pude, con mis limitados conocimientos de historia, explicando quién fue Carlos Antonio López, qué fue la guerra contra la Triple Alianza y qué pasó en el Paraguay después de aquel 1° de marzo de 1870… Claro, cuando el héroe de Aquidabán era aniquilado con los restos de su ejército y lanzaba aquel “muero por mi Patria”… mientras seis meses más tarde, al otro lado del mundo, Napoleón III era derrotado por los prusianos en Sedán, quedando prisionero para vergüenza de Francia e ira de Victor Hugo –el autor de Los Miserables- a quien se atribuye la frase del inicio.

Como puede notarse, wikicultura rampante, producto de gugleos apresurados. Pero muchas veces, como lo sabe Humberto Rubín, ni a eso alcanzamos.

También podría gustarte