Obra muestra cómo es el día a día de los actores

Nueva comedia subió a las tablas

El mundo artístico está en constante movimiento, hasta se puede decir que cada semana una obra nueva sube a escena.

“Supermercado” se titula la nueva propuesta cómica teatral que habla de cinco artistas que conviven juntos con más penurias que certeza sin dinero para el alquiler, donde se empieza a ver esa falta de posibilidad del artista de poder vivir solo, por lo que tienen que compartir el apartamento, según detalló el director de la obra, Pablo Dive.

“Luego llega un sexto personaje con una propuesta bastante indecente y está en ellos si aceptan o no, de eso depende perder o no el departamento”, señaló Dive.

La obra está en cartelera desde el pasado viernes 3 de mayo en el Arlequín Teatro y se prevé 18 funciones de la misma los viernes, sábados y domingos.

El director uruguayo manifestó que la puesta en escena refleja el entorno de los actores en Uruguay, la lucha de los derechos de actores y la propiedad intelectual. “Es algo donde hay una puja entre el arte y cobrar que tenemos que solucionar en todos lados”, refirió.

Consultado sobre si es difícil hacer comedia en el Paraguay, mencionó que es una de las artes más difíciles de realizar en cualquier parte del mundo, haciendo énfasis en que ‘es más fácil hacer llorar a la gente que reír’.

“También tiene que ver mucho con el elenco que te toque, cuando tenés un equipo que está predispuesto, que es proactivo, que tiene ganas y se enamora del proyecto, va sobre ruedas”, resaltó Dive.

Asimismo, aseveró que buscan que el público se sienta identificado con los personajes que estén arriba del escenario. “Cuando se habla de algo que está lejos de vos, no sentís ese ‘feeling’, creo que cuesta un poco más llegar”, relató.

Por su parte, Ronald Von Knobloch, uno de los artistas, manifestó que su principal desafíos fueron que él viene del mundo de obras infantiles que, si bien también son comedias, poseen otro código a la hora de actuar.

“También trabajar con mis compañeros, con ninguno prácticamente nunca conviví antes en ningún escenario y llevar adelante un personaje que es más grande de lo que soy yo, como unos 10 o 15 años, construir tanto física como mentalmente el espíritu del personaje fue todo un reto”, concluyó Von Knobloch.

También podría gustarte