Visión país

Civitas

Por Juan Pablo Fernández Bogado
@jpferbo – Abogado

 

Visión es la imagen que se plantea a largo plazo sobre cómo espera que sea el futuro, una expectativa ideal de lo que se quiera que ocurra.

A menos de un mes de cumplir el primer año del actual gobierno y bajo los acontecimientos de reclamos en aumento a la necesidad de una definida y clara hoja de ruta que nos muestre la visión país que tiene este Ejecutivo, vemos a figuras del gabinete que abiertamente desarrollan su propia agenda y no se percibe que sea el resultado de una planificación que ayude a articular gestiones de alto impacto para que la percepción de incapacidad sea desplazada por la realidad de la eficiente gestión de equipo, incluso durmiendo con el enemigo.

La historia nos muestra que los estadistas que han tenido éxito en su gestión son aquellos que desde su gobierno han visionado y han planificado. Los gobiernos que no han planificado han tenido suerte y en otras no tantas, pero el efecto para los ciudadanos ha dependido del azar, y no se puede dimensionar cuánto daño puede causar al país jugar a la suerte.

Se escucha mucho que lo más importante es construir políticas públicas. Estas políticas de Estado deben estar vinculadas con el trazo de cuáles son los elementos no negociables y cuáles deben ser los prioritarias. Las políticas públicas también se tienen que dar en el consenso de las relaciones políticas de todos los sectores y no con pactos de “gobernabilidad” que beneficien a los disidentes más ruidosos, ya que a la larga no son ni duraderos y menos leales. Urge comunicar y socializar lo planificado que muestren las metas y objetivos que se quiere alcanzar para ganar de vuelta, no solo la credibilidad, sino la esperanza de la ciudadanía que acompañe los próximos 4 años. Cuentan con un plan de gobierno que se realizó con gente muy valiosa que podrían ser tenidas en cuenta si es que los que acompañaron el primer año ya no dieron resultado. Depende del líder de equipo ver las señales para cambiarlos.

Por ende, si no se conoce esa hoja de ruta, se seguirá aceleradamente perdiendo la esperanza que se tenía hace un año y se escuchara con más fuerza “Desastre ko…”

También podría gustarte