Disciplina

“Somos lo que hacemos repetidamente; por tanto, la excelencia no es un acto, sino un hábito”. Aristóteles.

Sentido Común
JUAN PABLO FERNANDEZ BOGADO
@jpferbo
ABOGADO, PROFESOR

Ayer se cerraron las audiencias donde cada dependencia del estado va a peregrinar, encabezando su titular, hacia el congreso. Es cada vez más parecido a una cami­nata de 8 de diciembre, donde solicitan la ampliación presupuestaria para que puedan sostener sus instituciones que en mucho de los casos pueden funcionar con mucho menos de la mitad y ejecutando “TODO” el presupuesto que se les designa, pero para eso hace falta disciplina.

El concepto de disciplina es muy inte­resante ya que la misma dice que es del latín discipulus, “discípulo, estudiante”. Conjunto de reglas o normas cuyo cumplimiento de manera constante conducen a cierto resultado. NBGR,2Q<

Gran parte de nuestra desigualdad económica pasa por un estado que gasta mal y no ejecuta todo lo que pide. Tomo las palabras del propio Ministro de Hacienda, Benigno López, que esta semana en una entrevista internacional, dijo que el estado que administra, sufre de esa indisciplina.

Yelita, una niña de alrededor de los 10 años, estuvo haciendo unas referencias sobre la economía nacional e internacional en una conversación que tuvo con su madre.

Lo interesante de su mirada, que podría a estar en temas menos profundos, se centró en el que el mundo está en un apocalipsis financiero. Lo sorprendente es que su conclusión tras ver lo que pasa en Chile fue que la gente ya no soporta las injusticias y añadió que Paraguay está a pasitos. Hasta de manera vidente sus frases fueron: “Hay más pobres que ricos”, “La plata no alcanza”, “No hay empleo”, “Pero el gran, gran problema, mama, ¡es la corrupción!… y si eso no se frena nos vamos a estrellar”.

La conversación fue larga, pero concluyo con algo que me llevo a escribir esta colum­na. Después de una suerte de catarsis, le dijo a su madre, Mama… Sabes que le falta a Marito, algo de cultura oriental. A lo que la madre le pregunto, como que exactamente, ¿comer sushi? Y ella termino la conver­sación con un, ¡No Ma… DISCIPLINA!


También podría gustarte