Exótica ciudad cruzando la frontera del país

La Paz ofrece una gran variedad de lugares turísticos

Siendo una de las ciudades más co­nocidas de Bolivia, La Paz ofrece una experiencia exquisita alre­dedor de sus calles, donde se encuentran importantes museos, iglesias, mercadi­llos y actividades para los visitantes.

Con una población de aproximadamente de 1.700.000 habitantes, es una ciudad donde resaltan los rasgos indígenas.

Para arrancar un recorrido por esta urbe, se puede te­ner de referencia la Plaza Murillo, que se encuentra en el centro de La Paz, en el medio mismo del lugar se ubica el monumento de Pedro Domingo Murillo, considerado precursor de la independencia bolivia­na.

También en la plaza se encuentra una placa con el kilómetro cero para con­tabilizar distancias desde la ciudad y varios edificios emblemáticos que la ro­dean como el Palacio Que­mado.

Otro de los lugares más concurridos es el Mer­cadito de las Brujas, un paseo pintoresco don­de se venden artículos como remedios caseros, polvos mágicos, póci­mas, amuletos y objetos necesarios para rituales ancestrales, según el si­tio web Bolivia Turismo.

En la actualidad cada vez son más los puestos que venden artesanías, tejidos y souvenires a los turistas que acuden hasta el lugar.

Por último, el Valle de la Luna contempla lo que sería un paisaje lunar, pro­ducto de rocas volcánicas, viento y lluvia fuerte, que desembocaron en forma­ciones geológicas erosio­nadas. Barrancos, cuevas, hoyos, grandes picos y ca­nales por donde corre agua son algunas formaciones que también se pueden ver una vez en el lugar.

Lo atractivo de este sitio turístico es que está rodea­do de diferentes minerales que cambian de color en los momentos de mucho sol o en los atardeceres.

El Valle está ubicado en un barrio que se llama Mallasa, en la zona Sur de la ciudad, a exactamente a 10 kilómetros tomando la ruta del río Choqueyapu.

También podría gustarte