Media hora de ejercicios alivia el alma y el cuerpo

Un entrenamiento más eficiente que el tradicional

Cuando se utiliza el término “funcional”, el primer significado que se viene a la mente es algo práctico, útil y adecuado a unos fines o funciones determinadas.

Aplicando esta definición al concepto de entrenamiento funcional, cabe resaltar que debe ser personalizado, y como tarea fundamental, el entrenador crea un circuito de ejercicios que cubre las necesidades y objetivos de sus alumnos. También debe tener en cuenta factores como el historial de lesiones de cada uno.

El entrenamiento funcional es la forma de entender el ejercicio como el mecanismo que se tiene para trabajar los músculos principales, así como los músculos estabilizadores y neutralizadores.

El entrenador Esteban Pérez explicó que en la actualidad, en el país, las personas están apostando cada vez más por realizar este entrenamiento. “Lastimosamente, lo hacen más por asuntos de estética, que por mejorar su calidad de vida. En la época de verano acuden más para bajar unos kilos, pero esto solo dura unos meses, una vez que termina la estación se vuelve a la rutina de excesos”.

Agregó que es importante no caer en el sedentarismo, pues al cuerpo le beneficia realizar ejercicios, y esto se ve reflejado en la vida cotidiana.

“Nunca es tarde. Al menos 30 minutos de ejercicios está comprobado que ayuda a la mente y al cuerpo. Existen muy buenos entrenadores, solo es cuestión de decisión y voluntad”, refirió.

CUIDADOS Y ASESORAMIENTO

El entrenamiento funcional es más rápido en lo que a eficiencia y resultados se refiere. Por ejemplo, con las sentadillas se activan grupos musculares importantes, como cuádriceps, isquiotibiales y glúteos.

Todos estos músculos del tren inferior entran en juego con cualquier movimiento funcional de la carrera o del salto, así que son ejercicios perfectos para corredores o deportistas que corren durante su actividad.

En todo ello, es importante el acompañamiento de un profesional, que será el encargado de guiar hacia un mejor estilo de vida.

“Para las personas que están empezando es recomendable 30 minutos de caminata al día y ejercicios ligeros guiados. No así realizar ejercicios de alto impacto y alto requerimiento físico, esto podría llevarlo a una lesión”, afirmó el profesional.

Por otro lado, una rutina de ejercicios específicos para cada persona ayuda a ponerse en condición física óptima para luego ir aumentando de forma progresiva. “La hidratación y la buena alimentación conllevan a un 85 a 90% de todos los resultados”.

En el caso de los deportistas, Pérez mencionó que el atleta de alto rendimiento trabaja siempre llevando su cuerpo al límite y es por eso que necesita de profesionales que lo estén guiando, cuidando y asesorando constantemente, para que cumpla con cada régimen de recuperación y reposo.

También podría gustarte