Paraguay en medio de la disputa global entre los Estados Unidos y China

La fricción comercial dio paso a oportunidades de apertura en los mercados

[email protected]

En un reciente artículo del economista Gustavo Rojas, como parte del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), hace alusión al rol que representa el Paraguay en medio de esta disputa mundial entre Norteamérica y China.

Según Rojas, en medio de esta guerra comercial América Latina no está ajena ya que la tecnología 5G, que enfrenta actualmente a China con Taiwán, sitúa a la primera al centro de la política mundial.

Refiere, asimismo, que pese a no mantener relaciones diplomáticas con China, nuestro país también es una de las fronteras de esa disputa global, siendo que a nivel comercial la presencia china en Paraguay ha ido in crescendo.

“Entre enero y agosto de 2019, los productos chinos constituyeron el 32,4% del total de las importaciones paraguayas, seguidos por los brasileños (20,5%) y estadounidenses (9%). En 2008, cuando las importaciones de productos chinos (27,5% del total) superaron por primera vez a los brasileños (27%), los productos estadounidenses representaban apenas el 4,6%”, explica el profesional.

PARTICIPACIÓN
Así, se aprecia que los productos brasileños se vieron seriamente afectados por la expansión de la oferta china tras la crisis del 2008. No obstante, esta concentración china no fue impedimento para que los Estados Unidos lograsen duplicar su participación en el mercado local.

El encarecimiento de la importación de productos agrícolas norteamericanos en el mercado chino provocó una mayor e importante apertura al agro brasileño y argentino; situación que benefició al Paraguay con envíos de granos a este último, no teniendo acceso directo al mercado de China por la falta de relaciones diplomáticas. Argentina engrosa su volumen de materia prima y exporta con valor agregado a China.

Con esto contrasta el relacionamiento bilateral con Taiwán que explicaría el desinterés paraguayo hacia una mayor apertura con China. Taiwán ha duplicado en los últimos dos años (desde 2018) su financiamiento no reembolsable al país, pasando de US$ 75 millones a US$ 150 millones.

 

También podría gustarte