Supervisión de licitaciones: gran desafío para Conacom

Afirman que se deben asegurar precios competitivos en compras públicas

El pasado viernes en el marco del Día nacional de la competencia se llevó a cabo en el Instituto del Banco Central del Paraguay (BCP) la IX Reunión Anual del Grupo de Trabajo sobre Comercio y Competencia de América Latina y el Caribe con la participación de importantes autoridades de las oficinas de competencia de la región y con presencia de representantes de las Naciones Unidas.

Juan Luis Crucelegui, jefe del departamento de competencia y políticas de consumo de las NN.UU., indicó que la Comisión Nacional de la Competencia (CONACOM) –autoridad reguladora de la competencia en nuestro país- tiene como gran desafío garantizar que a las instancias finales de procesos administrativos de licitaciones públicas lleguen solamente las empresas que ofrezcan precios competitivos y adecuados al mercado.

Crucelegui explicó que ante la falta de un control efectivo es común que las empresas que se presentan a una licitación acuerden los precios de manera a inflarlos y que queden por encima de lo que podrían ser si se rigieran puramente por la oferta y la demanda.

“Un importante desafío para la oficina de competencia aquí es el de las licitaciones públicas ya que en este tipo de compras suele haber prácticas anticompetitivas que lo que hacen es encarecer el producto de los precios acordando entre las empresas que se presentan. Paraguay tiene que ser muy riguroso y controlar que las empresas que se presentan compitan realmente entre ellas para poder ahorrar dinero público”, indicó.

CREDIBILIDAD
El funcionario de la ONU además puntualizó que Conacom debe ganar credibilidad ante las autoridades, las empresas y la ciudadanía en general para poder desempeñar sus funciones de manera adecuada y tener mayor facilidad para obtener la información necesaria para hacer frente a la lucha contra los monopolios oligopolios.

“Esto implica que cualquier empresa cuando tenga un problema debe tener la confianza para dirigirse a buscar opinión a la autoridad de competencia. Ese es el objetivo, que sea respetado y que sea solicitado para dar opiniones tanto en el ámbito público como privado, poniendo orden en el mercado”, sentenció Crucelegui.

OPERACIÓN LAVA JATO
Por su parte, Alexandre Barreto de Souza, presidente del Consejo Administrativo de Defensa económica del Brasil, puntualizó que desde su país se encuentran llevando adelante un “programa de clemencia” que ha dado buenos resultados y que incluso le sirvió al gobierno para obtener información sobre la famosa “Operación Lava Jato”.

Un programa de clemencia consiste en un conjunto de leyes y políticas públicas que tienen por objetivo disminuir las sanciones a las empresas o personas involucradas en carteles o negocios que perjudiquen a la libre competencia, que den información útil para hacer caer estos esquemas. Cabe resaltar que Paraguay todavía no cuenta con este tipo de programas.

“En Brasil tenemos un programa de clemencia que ha dado buenos resultados. En la famosa operación Lava Jato pudimos obtener una gran cantidad de información gracias al programa de clemencia. Muchas empresas que estaban relacionadas al esquema dieron información, porque fue un esquema muy grande de carteles”, puntualizó Barreto de Souza.

PARAGUAY
Esteban Greco, presidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia de Argentina, indicó que Paraguay avanza bien en este ámbito, a pesar de los pocos años que lleva trabajando la Conacom.

“Paraguay con toda la nueva legislación que ha tenido en los últimos años ha avanzado mucho en la aplicación de esto y es muy importante lo que se está haciendo para dotar a una agencia de competencia de las capacitaciones técnicas y para poder implementar estas prácticas”.

También podría gustarte