Paraguay necesita mayor diversificación económica

"Este país ya no puede depender de la soja"

Iván Rojas Vega
@rojasvega015

El economista ecua­toriano Gabriel Rovayo, quien a la vez es profesor universitario y analista de la CNN, en una entrevista para 5días consideró que el Paraguay tiene una muy interesante plataforma eco­nómica que no está siendo aprovechada por la falta de emprendimientos y por la falta de diversificación, ya que aún se depende exclu­sivamente del comporta­miento de las exportacio­nes de soja sin procesar. El experto arribó a nuestro país para dictar un curso sobre finanzas organizado por las consultoras MENTU y ALTAG.

Rovayo puntualizó que las cuestiones externas, como las crispaciones políticas en la región afectan de manera a especial a un país como Paraguay, que depende de commodities y no genera producción diversificada. Además, la guerra comer­cial entre Estados Unidos y China o el Brexit generan el mismo impacto, debido a que nuestra economía sigue siendo altamente de­pendiente de las materias primas. Para el ecocnomis­ta, se necesita crear corazas para que esto no se suceda.

“En Paraguay falta más emprendimiento y más innovación, ya no puede depender tanto de los com­modities y hay que lograr a través de las universidades, de las cámaras, de los cen­tros de pensamiento crear plataformas para promover el emprendimiento. Este es un país con gente ma­ravillosa, que necesitamos orientar hacia el emprendi­miento”, expresó.

Puso como ejemplo a la compañía norteamericana Starbucks que, según indi­có, gana el 97% del precio por cada taza de café que vende y solamente el 3% es el costo del commoditie que utiliza para producirlo. Con esto dio a entender que la producción de dinero radica en el trabajo que se aplica sobre materia prima y no en su producción o venta en bruto. Además, apuntó al valor agregado que van generando otros elementos como la con­solidación de una marca o proceso del marketing; para ello hay que trabajar en el emprendimiento, lo cual serviría para soportar mejor los momentos de re­cesión o crisis.

También opinó que la plataforma para iniciar negocios debe ser apo­yada desde la universi­dad y se debe gestionar a través del gobierno fon­dos que se destinen para premiar a los mejores proyectos. Puntualizó, que durante el estudio de la ley de Presupuesto General de la Nación, se debería revisar muy bien la plantilla de gastos que se está discutiendo y ver “dónde está la grasa, si es que la hay”, para dejar márgenes que permitan promover iniciativas de no dependencia.

CORPORATIVISMO
Por otra parte, el analista económico observó que el 2019 fue un año difícil para la economía paraguaya y consideró que, al margen de la diversificación, una bue­na manera de resistir mejor a este tipo de coyunturas con la creación de “clusters productivos”, un sistema en que varias empresas de rama industrial se unen para crear una plataforma de negocios más fuerte. Una iniciativa de este tipo debería desembocar en mayores facilidades para el cliente y una división de los riesgos que pueda generar mayor ganancias y más sos­tenibles en el tiempo.

“Las empresas en Paraguay están pasando por una cri­sis muy complicada por dis­tintos motivos como bajas en las importaciones, baja del río, apreciación del dó­lar, a una gestión que está afectando a la economía y están afrontando una situación en la que sus ven­tas disminuyen. Esto afecta sobre todo a los altos costos de producción y hace que el empresario tenga que replantear el negocio, lo que sería un rethinking. No solamente se debe trabajar en bajar gastos de nómina, que a veces puede ser per­judicial”, enfatizó.

La herramienta de los clus­ter productivos ayudaría a una mejor resistencia ante este tipo de situación. Para Rovayo, esto implica que las empresas puedan ser aliadas en distintos secto­res con el afán de contra­rrestar la crisis económica. Ejemplificó  diciendo que el que pro­duce se puede aliar con el proveedor de la materia prima que utiliza y, de esa forma, generar un encade­namiento productivo.

NOF
También puso sobre la mesa el concepto de las Necesidades Operativas de Fondo (NOF), consis­tente en los márgenes que se van generando ante la imposibilidad de los pagos en los momentos de rece­sión económica. Explicó que cuando el empresario no puede cobrar lo que se le debe, debe requerir a la banca más dinero y eso es lo que habría que evitar, dividiendo estas NOF entre las compañías que confor­men el cluster.

Puntualizó además que lo que se vaya a ganar, ingre­sará a la caja en un plazo un más largo, pero en mayor volumen. “Hay dos formas de ganar dinero, una es por margen y otra es por volumen. Ga­nar por margen en una eco­nomía de recesión es muy complicado, la salida es una economía de rotación, o sea ganar menos pero vender más. Así se mueve la economía. Esto implica un cambio cultural, las asociaciones productoras deben llevar la voz cantan­te, las cámaras de comercio deben permitir crear el am­biente ideal para que esto se dé”, subrayó.

También podría gustarte