Clases que llevan las pulsaciones al límite

Sesiones de ejercicios que duran 55 minutos

LISANDRA AGUILAR

[email protected]

Creado por la casa Les Mills, el body com­bat es una mezcla entre el entrena­miento divertido que se hace al ritmo de la música, y los movimientos que provienen de diferentes deportes de contacto como el muay thai o el kickboxing.

Este programa de movi­mientos cardiovasculares ha logrado gran popularidad en el mundo entero, obtenien­do clases muy entretenidas que llevan las pulsaciones al límite.

Consiste en realizar movi­mientos de diferentes artes marciales como el taekwon­do, karate, capoeira, muay thay (boxeo tailandés), tai chi o boxeo, entre otros, a través de coreografías con música en la que se pueden ejercitar brazos, hombros, espalda, piernas y abdomi­nales, permitiendo así mejo­rar la flexibilidad, la fuerza, la coordinación y la resistencia cardiovascular.

Las sesiones de body combat constan de un entrenamien­to de 55 minutos, de base aeróbica en el que se trabajan todos los grupos musculares con el peso corporal.

El entrenador Beto Amarilla explicó que en las clases de body combat no puede faltar la ropa cómoda, el calzado deportivo liviano, la hidrata­ción, y una toallita.

Agregó que se estructuran en 10 tracks o canciones diferen­tes. La primera está dedicada a un calentamiento de todo el cuerpo, la última al enfria­miento y los estiramientos, y las canciones que quedan dentro de la parte principal de la clase, hacen trabajar cada uno de los grandes gru­pos musculares.

Es aconsejable dejar descan­sar los músculos entre 48 a 72 horas tras una sesión para mejorar su acondiciona­miento físico.

Mencionó que cada tres meses los entrenadores de body combat deben realizar un curso con una duración de cuatro fines de semana que incluye un exámen escrito y otro práctico, donde reciben actualizaciones para lue­go llevar las nuevas ruti­nas a los gimansios. Los cursos se pueden llevar a cabo en Asunción o en Buenos Aires.

Amarilla recomendó em­pezar a practicarlo desde los 14 años y tiene alumnos y alumnas de 70 años que apuestan por esta disciplina.

“Ofrecemos diferentes opcio­nes hasta que las personas mayores ganen fuerza y se­guridad en las clases. Reco­miendo también a aquellos que lo practican por prime­ra vez que comiencen de a poco, al principio pueden hacer solo 30 minutos, y cada semana se van sumando más tracks”.

BENEFICIOS

El body combat es una acti­vidad aeróbica que permite quemar gran cantidad de grasa sin afectar al funcio­namiento del músculo. Tras una sesión de body combat se pierden alrededor de 740 calorías. El trabajo es muy completo poniendo a prueba la musculatura de los brazos y hombros (especialmente en los tracks que cuentan con movimientos de boxeo), y las piernas, sobre todo en los tracks de capoeira y simi­lares.

Las clases se convierten en un entrenamiento muy mo­tivador con el que se libera el estrés. Además, facilita la co­rrección de la postura y me­jorar la fuerza y la estabilidad, así como la coordinación y la agilidad.

Según algunos especialistas, los primeros resultados pue­den empezar a observarse a partir de las 6 u 8 semanas.


También podría gustarte