Diseño y venta de prendas con estilo

También realiza asesoría de imagen para sus clientes

Siendo asesora de imagen ya se de­dicaba a ayudar a las personas a que se vean bien y acepten sus características físicas. Conociendo así las difi­cultades con las que se encuentra una persona para encontrar prendas con estilo y de buena cali­dad, decidió dedicarse al diseño, confección y ven­ta de ropa para mujeres de todos los talles.

Así Raquel Sosa co­mentó que viene ase­sorando desde hace un par de años y una de sus principales herra­mientas de trabajo son las redes sociales en donde comparte tips y sugerencias para sus seguidoras, quienes desde un principio le  manifestaban sus de­seos de adquirir dichas prendas.

En la actualidad, lo más solicitado del negocio es el vestido jackie por ser una prenda clásica, bási­ca y esencial. Su precio ronda los G. 240.000. Los productos van dirigidos al público femenino con  énfasis a las mujeres exi­tosas que consideran su imagen como una herra­mienta poderosa que las ayudará a lograr sus me­tas y objetivos.

INICIO

Sosa empezó a idear este proyecto hace dos años atrás. A partir de ese mo­mento, contactó a varias personas entendidas en el área de indumentaria hasta llegar a lograr el diseño y terminación de alta calidad que estaba buscando. De esta forma lograr lanzar la primera colección hace dos me­ses. En sus comienzos, la inversión que se realizó para iniciar este negocio fue de G. 35 millones.

La propietaria del nego­cio decidió utilizar su nombre personal para la marca, aprovechando la trayectoria que tiene  como asesora de imagen para de esa manera hacer uso de su marketing per­sonal.

FORTALEZA

La principal fortaleza de la marca según la emprendedora es que como mujer real siempre le cos­tó encontrar pren­das adecuadas a su edad pero a su vez que entallen bien y que tengan un toque mo­derno. “Es por eso que me centré específicamente en complacer a todas esas mujeres que tienen esa dificultad a la hora de vestir. Mi marca está di­señada y creada para que cada mujer que la lleve se sienta segura y atractiva”, comentó.

EVOLUCIÓN

La emprendedora expresó que el negocio está evolu­cionando favorablemente, a pesar de que la marca es nueva, ya se está empezan­do a conocer en el merca­do. Actualmente cuentan con tres personas en el taller de confección y dos vendedoras.

A futuro apuntan a lanzar nuevas colecciones en cada temporada. Además de mantener siempre la línea de prendas clásicas, que incluyen vestidos jac­kies, blazers, trajes de dos piezas, faldas y pantalones rectos.

Para finalizar Sosa dejó un mensaje diciendo que emprender nunca será una tarea fácil, porque significa tener que arriesgarlo todo, salir de la zona de confort. “Pero si el sueño es grande, tenemos en claro nuestros objetivos y trabajamos con amor, perseverancia y pa­sión, el éxito estará asegu­rado”, finalizó.

 

 

 

 

 

 

  


También podría gustarte