Equilibrio

CLAUDIA CABRERA
[email protected]

Hemos escuchado últimamente un término
aplicado en muchas áreas, relacionado
a la búsqueda del “equilibrio”, o lo que
se mantiene en justa medida a pesar
de las incidencias o contingencias.
Es común ver acciones de Responsabilidad
Social Corporativa. Una empresa
socialmente responsable busca el punto
óptimo entre la rentabilidad económica, la
mejora del bienestar social de la comunidad
y la preservación del medio ambiente.

Ante todo, es fundamental comunicar las
gestiones emprendidas. El problema se
presenta cuando exageramos propiedades o
hacemos promesas que sabemos no vamos
a poder cumplir. Todo se reduce entonces a
vender una falsa imagen corporativa, lo que
acrecienta sospechas sobre nuestra ética.
Por otra parte, si ponemos tanto empeño en
conseguir un negocio próspero y al mismo
tiempo colaborar con nuestro entorno,
apoyando causas sociales o reduciendo el
impacto negativo al medio ambiente, sería
un gravísimo error que nadie lo sepa.
¿En qué quedamos? Una tendencia global
es ser “Socialmente Responsable”.

Esto nos ayuda a mejorar nuestra reputación
con los diversos públicos ya que dejamos
el egoísmo y nos abocamos a contribuir
con la sociedad. Igualmente, esto hace que
nuestro equipo sienta que aporta su granito
de arena a una buena causa y que son parte
de una revolución positiva. Todos perseguimos
un propósito, mientras más personas
se involucren y sean favorecidas, mejor.Como la línea que divide ambos extremos es
muy delgada, te sugiero buscar el equilibrio
y comunicar sin tantos preámbulos,
seamos transparentes, tengamos a la
verdad como estandarte y por sobre todas
las cosas, acostumbrémonos a cumplir
nuestros compromisos.

 

Eso será esencial para que reconozcan nuestros aportes,
confíen en nuestros productos y servicios,
y siempre nos dará puntos adicionales
cuando no sepan qué marca elegir.

También podría gustarte