Ley de franja fronteriza podría disparar el contrabando

COMERCIO

En Cámara de Senadores tuvo entrada el proyecto de ley “Que reglamenta el régimen de área aduanera especial previsto en el Código Aduanero” y propone crear una franja fronteriza que se extienda a una distancia de 15 kilómetros de la línea de frontera con un régimen reducido de aranceles e impuestos.

El proyecto de ley aún no fue girado a comisiones pero ya ha generado una reacción negativa en los miembros del Centro de Importadores del Paraguay (CIP) quienes a través de una nota que remitieron al Ministro de Hacienda, Benigno López, le manifestaron que esta normativa generaría una competencia desleal, problemas de control sanitario y estimularía al ingreso de productos de contrabando.

PROYECTO

La iniciativa propone la creación de tiendas en franja fronteriza y que para ser beneficiario del régimen tributario los interesados se inscriban ante la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) que podrán acceder al beneficio de un arancel aduanero único de 2%, un pago de impuesto a la renta para tiendas francas de apenas 0,5% siendo su base imponible el valor total de sus ingresos brutos, un impuesto selectivo al consumo de 0,5% y un impuesto al valor agregado de 1%.

La propuesta también señala que el turista extranjero “no abonará ningún impuesto” y que las tiendas francas en las zonas fronterizas deberán contar con un mínimo de 10% de mercaderías de origen nacional.

CUESTIONAMIENTOS

Para el presidente del CIP, Neri Giménez, este es un proyecto “inviable” y “tirado de los pelos” que va a generar un fuerte impacto en la caída de las recaudaciones y además alentará la informalidad y el ingreso de productos de contrabando al prácticamente liberar de impuestos las zonas de frontera.

“Siempre el pretexto es que no vienen los compradores de turismo, sin embargo, en Ciudad del Este las actividades económicas tienen vida propia. No todo es comercio y esto viene de un grupo de empresas que quieren crear zonas liberadas. Yo me pregunto cómo hará el Estado para controlar el ingreso de las mercaderías. Estamos hablando de formalizar la economía y esto lo único que hace es crear zonas privilegiadas”, cuestionó.

Al ser consultado respecto a la creación de tiendas de Duty Free (libre de impuestos) en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú que, para los comercios esteños es motivo de preocupación dado que perderían competitividad en precios, Giménez respondió que apenas dos tiendas de pequeño porte se abrieron con este sistema en el país vecino.

“Liberar de impuestos a Ciudad del Este a unos 15 kilómetros se prestará a muchos malos manejos. No es razonable y la ley tendría que ser para todos por igual. Esto podría generar el total ingreso de contrabando, declarar productos electrodomésticos pero traer bienes informáticos. Además, no solo afectará al Este, también se van a liberar en las zonas de frontera de Asunción y ciudades del área metropolitana donde nadie controla”, advirtió.

Finalmente, el presidente del Centro de Importadores dijo que otros gremios, como la Unión Industrial Paraguaya (UIP) han expresado su preocupación respecto a esta iniciativa de ley y que harán público su rechazo firme.

El CIP también remitió a la presidencia de la Cámara de Senadores una nota en la que manifiestan su posición en contra del mencionado proyecto de ley. La propuesta fue presentada por los senadores Zulma Gómez (PLRA), Enrique Baquetta (ANR), Abel González (PLRA), Gregoria Arrúa (PPQ), Juan Bartolomé Ramírez (PLRA) y Arnaldo Franco (ANR).

MOVIMIENTO COMERCIAL

En el mes de enero de este año el movimiento comercial a través del Régimen de Turismo fue de US$ 261,9 millones en las ciudades fronterizas, que mostró un crecimiento de 27% respecto al mismo mes del año pasado, según el informe sobre comercio exterior que dio a esta semana el Banco Central del Paraguay (BCP). El año pasado según los datos de la banca matriz, las ventas bajo este régimen de turismo totalizaron un valor de US$ 2.778 millones, con una expansión de 23,9%, a pesar de que hasta mitad de año la variación en el tipo de cambio entre el dólar americano y el real brasileño había afectado sensiblemente a las ventas en las ciudades de frontera con este país vecino.

También podría gustarte