“No queremos tributo sobre la producción”

Titular de la Capeco opina acerca plan de reforma impositiva

“Estamos en la mesa de negociación con la gente del Ministerio de Hacienda y estamos de acuerdo en tributar sobre la ganancia, pero lo que no queremos es tributar sobre la producción”, manifestó en entrevista al Canal 5días el presidente de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), José Berea, al abordar el tema de la reforma impositiva nacional, a ser presentada en marzo, y de cómo impactaría al sector de la producción agrícola. Asimismo, Berea agregó que el gremio tampoco quiere desajustes que resulten en subsidios para otros sectores económicos.

“En el caso de la industria, que a través del subsidio que les pueda dar el productor pretenden tener un beneficio adicional”, dijo el titular de la Capeco. “Queremos una ley pareja para que todos los jugadores puedan tener la misma condición de desarrollarse”, enfatizó.

Desde su sector, dijo Berea, esperan que se mantenga la línea del actual Gobierno que es la de no elevar los impuestos, pues al arrancar el año las condiciones climáticas ya causaron un pérdida de aproximadamente US$ 300 millones para los productores de soja.

PRODUCCIÓN

El titular de la Capeco explicó que durante la actual zafra 2018/2019 sufrieron el embate de fuertes lluvias en septiembre al comenzar la siembra y, desde diciembre, experimentan una sequía que afectó a la cosecha de la soja tempranera, que afectó a alrededor de un millón de hectáreas.

“Se vio un pérdida entre 1.000 y 1.200 kilos por hectárea”. “Eso es más de un millón de toneladas que el productor ha dejado de recibir, por lo cual, algunos no podrán cerrar sus cuentas y van a necesitar refinanciamiento”, aseguró el presidente del sector exportador de granos

PRECIO

Berea también habló sobre el precio que se percibe actualmente en los puertos e industrias de Asunción para los granos de soja, oscilan entre US$ 315 y US$ 320 por tonelada; no obstante, al ser transportado al campo el valor final que recibe el productor baja alrededor de US$ 270 por tonelada.

“Esto no cubre las necesidades del productor y su expectativa de precio es alrededor de US$ 300”, comentó Berea. “Hoy en el mercado internacional no vemos indicativos de que suba el precio, salvo por la situación entre China y Estados Unidos, dónde no sabemos para qué lado puede salir el mercado”.

CapecoDestacadojosé bereaReforma tributariasoja