CBI dice que hubo complicidad en caso Messer

El informe final de la Comisión Bicameral de Investigación (CBI) en el caso de presunto lavado de dinero que involucra el empresario brasileño Darío Messer, actualmente prófugo de la justicia, detalla el esquema con el que operaba, sus vínculos comerciales y la fragilidad de los sistemas de prevención de las instituciones de Estado. El documento señala que las autoridades brasileñas pidieron la captura internacional de Messer tras constatar la conexión con Paraguay y que trabajaba para el grupo delictivo dirigido por el ex gobernador de Río de Janeiro Sergio Cabral, preso por prácticas de diferentes crímenes, entre ellos evasión de divisas.

“Desde la asesoría legal de esta relatoría se puede afirmar que, en Paraguay, diversos actores incurrieron en conductas que constituyen delitos que el Ministerio Publico deberá tipificar, y asignar las responsabilidades emergentes si las hubiera”, señala.

El reporte dice que la primera referencia de Messer se remonta a 1989 cuando fue socio fundador de Cambios Amambay, cuyo accionista mayoritario era Telmo Cartes, padre del expresidente, Horacio Cartes Jara.

El documento indica que a finales de 2011 Messer solicitó la apertura de una cuenta del Banco Nacional de Fomento (BNF), en una agencia de Ciudad del Este de forma irregular, ya que no cumplió con los requisitos de identificación de clientes. En ese tiempo un banco privado ya había generado un reporte de operación sospechosa (ROS), pero el banco estatal igual habilitó la cuenta.

Ese mismo año abrió dos empresas, Matrix Plus y Chai y, según el extracto de operaciones, se realizaron 19 transferencias en dólares a la cuenta de Chai, Messer y otras empresas provenientes desde Islas Vírgenes Británicas, Brasil, Suiza, Alemania, Estados Unidos y Luxemburgo. “Todas las operaciones fueron realizadas vía BNF. Ninguna de estas operaciones alertó al presidente del BNF, Carlos Pereira y al director de cumplimiento, Juan Benítez, como a los firmantes del dictamen 409/2013”, dice el informe. Para los investigadores de la CBI: “Messer pudo operar durante 6 años moviéndose libremente sin control alguno, burlándose de los órganos de control. La Justicia deberá determinar las responsabilidades emergentes o no de las autoridades del BNF”.

También señalan que fracasaron los protocolos de prevención antilavado y, cuando se generaron los ROS, fueron a raíz de publicaciones periodísticas tardándose la Secretaría de Prevención contra el Lavado de Dinero (Seprelad) tres años desde que recibió las alertas para informar sobre la situación al Ministerio Público, lo cual, en la opinión de la CBI permite inferir complicidad por acción u omisión.

Los parlamentarios resaltan la negativa del exmandatario, Horacio Cartes para asistir a la convocatoria para responder ante la comisión sobre sus vínculos comerciales con Messer y denotan que la superintendencia de bancos del Banco Central del Paraguay (BCP) tampoco detectó las operaciones sospechosas; dicen que la Justicia deberá determinar si la firma Cambios Yrendague formaba o no parte del circuito de lavado de dinero de Messer. También señalan que Hacienda no posee un sistema de trazabilidad sobre los tenedores de bonos públicos.

“Sin el descargo del expresidente Horacio Cartes, dejamos constancia de que el mismo fue mencionado durante la declaración de Lúcio Bolonha Funaro, doleiro brasileño, conocido como “hombre bomba”, habiendo sido su delación, clave para desmontar la estructura de corrupción y lavado de dinero manejada por el expresidente Michel Temer y el exdiputado  Eduardo Cunha Alves”, indica el informe.

PIDEN INVESTIGAR

En el documento, los legisladores piden que la Fiscalía amplíe la investigación a: Jorge Lavand, como gerente del BNF, agencia Ciudad del Este;  Juan Manuel Benítez oficial de cumplimiento del BNF, Carlos Pereira expresidente del BNF;  Mariana Cáceres, María del Rocío F. de Benítez, José Alcaraz Ortiz y Silvia Alcaraz, asesores jurídicos del mismo banco estatal.

También piden indagar sobre Santiago Peña, exministro de Hacienda; Juan Gustale exdirector de riesgo de lavado en el BCP;  Raquel Cuevas exfuncionaria de Seprelad; Óscar Boidanich, exministro de Seprelad;  Hernán Colman, actual superintendente de bancos;  Lucas Mereles presidente de Cambios Yrendague; Maria Griselda Caballero exmagistrada y Horacio Cartes, expresidente de la República. La Fiscalía sospecha que el empresario movió de forma irregular dinero por un valor cercano a los US$ 50 millones. Hay una orden de captura sobre Messer quien está desaparecido desde el año pasado, sus abogados dicen que no se presentará hasta que existan garantías de imparcialidad por parte del Ministerio Público.  Incluso, advierten con demandar al Estado Paraguayo.

CartesCaso MesserDestacadoMesser