SIB contará con los mismos de siempre

Candidatos están en medio de grandes casos de desfalco y lavado

Este medio pudo acceder a documentos que prueban que el actual superintendente de Bancos, Hernán Colmán, junto con Patricia Capurro y Máximo Benítez se encuentran en la terna de candidatos para la Superintendencia de Bancos (SIB). Los candidatos no representan nada nuevo para la institución.

El documento que ahora pasa a manos del presidente de la República, Mario Abdo Benítez prueba que las mismas personas que estuvieron al frente de la institución durante casos tan sonados como el de Ára de Finanzas y el de Darío Messer, se preparan para presidir el órgano que debe luchar contra el lavado de dinero.

Patricia Noemí Capurro Saldívar, quien actualmente se desempeña dentro del ente regulador, fue gerente de Supervisión de la Superintendencia de Bancos (SIB) y también llegó a ser superintendenta interina de Bancos. Fue uno de los sugestivos vínculos entre Ára y la SIB, durante el sonado caso de perjuicio económico de la financiera, ya que su hermano Alberto Matías Capurro Saldívar fue el jefe operativo de Ára.

La SIB del BCP había realizado un arqueo de caja en la Financiera Ára en abril de 2015, detectando un faltante de G. 2.455 millones en los saldos en guaraníes y de USD 13,8 millones en los saldos en moneda extranjera, totalizando USD 14,3 millones al cambio actual.

La caída del capital de Ára SA de Finanzas por debajo del mínimo exigido por la Superintendencia de Bancos obligó al regulador a la exigencia de un plan normalizador, el cual tampoco fue cumplido. Ára SA era la única financiera que realizaba transporte de dinero desde Paraguay hacia el exterior. Esta es una atribución exclusiva de los bancos, según la Ley de Bancos.

Por su parte, Máximo Benítez tuvo una supuesta actuación dudosa como superintendente de seguros en el caso de la Compañía Universo de Seguros, en el año 2003. También estuvo al frente de la SIB durante la última ola de escándalos relacionados al caso de Darío Messer, al igual que Hernán Colmán quien ahora está al frente del ente.

El diario brasileño O Globo informó que el banco Amambay (Basa) formaría parte de la investigación del sonado caso con el Banco Paulista, en el marco de importaciones de divisas por valor de unos 6,700 millones de reales a través de aviones especialmente fletados para dichas operaciones.

Los investigadores del Ministerio Público Federal apuntan a que no existe movimiento comercial suficiente en nuestro país que justifique semejante volumen de importación de reales y que podría tratarse del típico caso de lavado de dinero para encubrir delitos.
A medida que avanza el operativo anticorrupción, un funcionario y dos directivos del Banco Paulista ya fueron detenidos. O Globo añadió que la investigación arrancó tras declaraciones de seis excolaboradores de la empresa Odebrecht que decidieron colaborar ajustándose a la figura de la delación premiada. Según O Globo, “la casa está a punto de caer para quienes operaban con Darío Messer”, que se encuentra prófugo.

BCPDestacadoDestacadossuperintendencia