Dubrovnik: la ciudad amurallada

Reconocida como la Perla del Adriático

Dubrovnik es una ciudad en el mar Adriático, al sur de Croacia. Es uno de los destinos turísticos más destacados del mar Medi­terráneo, un puerto maríti­mo y el centro del condado de Dubrovnik-Neretva. La prosperidad de la ciudad se basó históricamente en el comercio marítimo.

En 1991, después de la ruptura de Yugoslavia, Dubrovnik fue asediada por soldados serbios y montenegrinos del Ejér­cito Popular Yugoslavo durante siete meses, sufrió daños significa­tivos por bombardeos. Después de los trabajos de reparación y restaura­ción en la década de 1990 y principios de la déca­da de 2000, Dubrovnik resurgió como uno de los principales destinos turísticos del Mediterrá­neo.

Dubrovnik es una de las ciudades más bellas de Eu­ropa, lo que le sirvió para ser reconocida como la Perla del Adriático, con un casco antiguo de ensueño, que es visitado a diario por miles de viajeros, además fue sede de filmaciones tan prestigiosas para series como Juego de Tronos.

La visita a Dubrovnik debe­ría comenzar por su tesoro más preciado: el casco his­tórico. En el casco antiguo hay muchos puntos turísti­cos para ver y conocer, los siguientes son los principa­les puntos turísticos.

STRADUN, LA CALLE PRINCIPAL

Entrar a la ciudad por la Puerta de Pile, una vez cru­zada la puerta, estarás en el Stradun, la calle principal de Dubrovnik, esta calle es el eje en torno al cual gira toda la vida en la ciudad, con un ambiente que siem­pre es animado y colorido, lleno de artistas callejeros. También encontrarás las mejores tiendas, cafeterías y restaurantes. ¡Es un exce­lente lugar para comprar al­gún souvenir o parar comer alguito!

Luego llegarás a la Plaza de la Luza, una de las más bo­nitas de Dubrovnik. Aquí se encuentran muchos edi­ficios emblemáticos como por ejemplo la Torre de la Campana, el Palacio del Rector y la Catedral de Du­brovnik.

LAS MURALLAS DE LA CIUDAD

La principal actividad en Dubrovnik: ¡pasear sobre sus murallas! Las murallas rodean el casco histórico y se puede subir a ellas con un pago previo, la entrada tiene un costo de 200 Ku­nas o su equivalente de 30 Euros. Por más que parezca un poco costoso, vale abso­lutamente la pena, las vistas a la ciudad son fascinantes.

La torre Minceta es el punto más alto de la muralla de Dubrovnik. Las vistas desde lo alto de la Torre son asom­brosas.

PALACIO DEL RECTOR

El Palacio del Rector es un palacio que solía ser la sede del Rector de la República de Ragusa entre el siglo XIV y el 1808. También fue la sede del Consejo Menor y la administración estatal. Además, albergaba una ar­mería, la revista de pólvora, la casa de vigilancia y una prisión.

El rector, más que un gober­nante se convertía casi en un prisionero de sus obliga­ciones, dado que no podía abandonar el recinto salvo por razones de su cargo como visitas de Estado. En la entrada del palacio existe una inscripción en latín que reza OBLITI PRIVATORUM PUBLICA CURATE: “olvida lo privado y encárgate de lo público”.

El estilo gótico reluce en la fachada del palacio del rec­tor, de igual forma el edifi­cio tiene caracterizaciones renacentistas y barrocas, combinando armoniosa­mente estos elementos.

KATEDRALA MARIJINA UZNESENJA

¡Es uno de los edificios más fotografiados de la ciudad! La Catedral de la Asunción de la Virgen María, en croa­ta: Katedrala Marijina Uzne­senja es una catedral católi­ca de estilo barroco situada en la ciudad de Dubrovnik. Es la sede de la Diócesis de Dubrovnik.

El 15 de agosto, Día de la Asunción, es festivo en Croacia. La Catedral se con­vierte durante esta jornada en el centro de todas las ce­lebraciones que tienen lugar en Dubrovnik.

La Catedral forma parte del conjunto monumental que conforma el casco antiguo de Dubrovnik, que fue de­clarado Patrimonio de la Humanidad en 1979.

FUERTE LOVRIJENAC

El fuerte de Luvrijenac es una importante fortaleza, que ha protegido a Dubro­vnik durante cientos de años y se ha convertido en un símbolo de resistencia para los habitantes de la ciudad.

Por ello visitar el fuerte es otra de las atracciones que tiene la ciudad de Dubro­vnik, se encuentra ubicado al noroeste del casco anti­guo. Desde aquí las vistas son muy atractivas, la en­trada al Fuerte Lovrijenac está incluida junto con la entrada a las murallas.

La Fortaleza de San Lorenzo es famosa por su importan­cia en resistir el dominio veneciano, protege las dos entradas a la ciudad, acce­sos por mar y por tierra.

A principios del siglo XI, los venecianos intentaron construir un fuerte en el mismo lugar donde actual­mente se encuentra el Fuer­te Lovrijenac. Si hubieran tenido éxito, habrían man­tenido a Dubrovnik bajo su poder. Las “Crónicas de Ra­gusa” revelan cómo el fuerte fue construido en solo tres meses. Cuando llegaron los barcos venecianos, llenos de materiales para construir el fuerte, se les dijo que re­gresaran a Venecia.

PLAYAS

Las playas de la ciudad tie­nen mucha fama por sus aguas cristalinas y belleza sin igual. ¡No olvides de dis­frutar de alguna de ellas!

Las más famosas son las de Banje y Sveti Jakov. Mi favorita fue la playa Banje, ya que tiene una vista ma­ravillosa de la ciudad amu­rallada.

PUERTO VIEJO

Se puede llegar a Dubrovnik por tierra, aire o mar. Arri­bar por mar es la manera más encantadora de hacer­lo, ya que permite disfrutar de la experiencia de atracar en uno de los puertos más antiguos y emblemáticos del Adriático.

Dubrovnik cuenta con dos puestos: el puerto Antiguo y el puerto de Gruz, a pesar de que las instalaciones fueron severamente daña­das durante la guerra de Yu­goslavia, pero después de millonarias inversiones, es­tos puertos fueron amplia­dos y modernizados en el año 2009, en especial para atender la fuerte demanda turística, sobre todo de los cruceros.

El puerto viejo tuvo mu­chas actividades en los si­glos XIV y XV. Hoy parece pequeño, pero desde aquí tendrás los mejores atarde­ceres de la ciudad, además hay bastantes restaurantes para parar un rato y degus­tar algunas comidas típicas de la zona.

ISLA LOKRUM

La isla de Lokrum es bastan­te pequeña y está situada frente al puerto viejo. Des­de ahí se toman pequeños ferris que te llevan hasta la isla, en un trayecto de ape­nas 15 minutos, el costo es de 150 Kunas o 15 Euros.

Lokrum es una isla en el mar Adriático a 600 metros de la ciudad de Dubrovnik, Croacia. En la isla aun so­brevive un monasterio y un jardín botánico de la época, otro detalle que llama mu­cho la atención es la ausen­cia de edificios y de hoteles.

LUGARES QUE RECOMIENDO VISITAR EN LOKRUM:

El mar muerto es un pe­queño lago salado ubicado en el lado sur de la isla de Lokrum. Es una atracción turística y es objeto de trá­fico regular de turistas y buceadores.

El Monasterio benedictino es quizás el más predomi­nante de todos los puntos de interés en Lokrum. El Monasterio se referencia por primera vez en la histo­ria en el año 1023 y existió hasta algún momento en el siglo XV.

El Jardín Botánico ubicado en el lado este de la isla, protegido del mar abierto, cuenta con un pequeño puerto natural.