Brasil inició nuevo operativo en la frontera

Emprenden programa de protección

“Op e r a t i v o Ágata/Fron­tera Sur” se d e n omi n a el programa de protección fronteriza que emprende el gobierno brasileño y afecta sus límites con Argentina, Bolivia y Paraguay. Comen­zó la semana pasada y aún no se habló del plazo de conclusión.

En el caso de la frontera con Foz de Yguazú, ya se pudo notar controles por tierra y agua, con hombres del ejército, los demás or­ganismos de seguridad del vecino país y la Receita Federal. El objetivo es el combate de los hechos pu­nibles trasnacionales y los ambientales, de acuerdo al boletín de prensa dado a conocer por la 15° Brigada de Infantería Mecanizada, con asiento en Cascavel, estado de Paraná.

En la zona del Puente de la Amistad hay un des­pliegue de militares y de las fuerzas públicas, con armas largas y vehículos blindados, colocándose en las pistas de acceso y salida de la aduana brasileña y también en otros puntos de Foz de Yguazú y municipios ve­cinos.

Cuando se realizan estos operativos, las fuerzas de seguridad del Brasil, más agresivos, con hombres con armas largas y carapin­tadas revisando vehículos, personas, mercaderías y documentos, suele darse una merma en la cantidad de compradores que ingre­san a Ciudad del Este.

El principal blanco de los controles que realizan desde el lado brasileño es para impedir el ingreso de armas, drogas, cigarrillos y mercaderías de contraban­do. Los puestos de control en las rutas y caminos veci­nales son constantes, ade­más de recorridos por ca­minos vecinales y rurales que están próximos al Lago Itaipú, el río Paraná y la BR 277 (ruta nacional que cru­za el Estado de Paraná).

La intensificación de la fiscalización de productos controlados serán acti­vidades de inteligencia permanente, donde la Po­licía Federal juega un pa­pel preponderante por las informaciones que maneja y el cruce con sus pares del Comando Tripartito (Para­guay – Brasil – Argentina).

OPERATIVOS DE PREVENCIÓN Y REPRESIÓN
De acuerdo al informe de prensa, los operativos de represión y prevención se­rán mucho más frecuentes, como el control de vehícu­los, personas, embarcacio­nes y aeronaves, además de la intensificación de inspecciones de las merca­derías que son controladas o de ingreso prohibido en el vecino país.

El grupo incluso liberó un teléfono para recibir denuncias de los ilícitos mencionados para que sean denunciados en forma gratuita y anóni­ma, para que de esa ma­nera entre en acción el equipo interinstitucio­nal que tiene a su cargo el nuevo operativo de frontera.

Lo que denominan Pro­grama de Protección Inte­grada de la Frontera se rea­liza en el vecino país, por decreto presidencial del 2016. En esta ocasión se fusionaron dos operativos pues en otras ediciones Ágata se desarrollaba en varias versiones y lo mis­mo se daba con Frontera Sur.