Subempleo creció 52% en el segundo trimestre

Dirección de estadísticas publicó resultado

La Dirección General De Estadística, Encuestas y Censos dio a conocer los resultados sobre empleo a través de su boletín del segundo trimestre 2019. En el mismo se observa un aumento del 52% del subempleo visible si se compara el segundo trimestre 2019 con el segundo trimestre 2018. Desglosando entre hombres y mujeres en todo el país, tenemos que hay unos 152.472 hombres sub-ocupados y unas 133.088 mujeres.

Sobre los motivos de esta situación habló con 5días el analista económico Rubén Ramírez Lezcano, que dio su perspectiva identificando tres elementos principales: aplicación de la ley de salario mínimo para trabajo doméstico, la crisis política (con su repercusión en la economía) y el próximo aumento de impuestos.

EMPLEO DOMÉSTICO
En primer lugar el economista apuntó como motivo en el incremento de esta variable la aplicación del 100% del salario mínimo a empleadas domésticas: “La discusión sobre la aplicación de la ley del salario mínimo al empleo doméstico nos plantea una disyuntiva moral ya que el empleado doméstico se merece un salario mínimo, pero al mismo tiempo esto tiene una implicancia social ya que no existe capacidad en muchas familias de pagar un salario mínimo por ese servicio. Entonces, si vemos las estadísticas del Instituto de Previsión Social, antes que se aplique la ley que elevó al 60% el salario a empleadas domésticas, había inscriptas unas 50.000 personas. Cuando se aplicó el 60% se redujo a más o menos 12.000 y en este momento el IPS da cuenta de que hay una disminución de 200 empleos domiciliarios por semana aproximadamente.”

Puso como ejemplo que una persona que estaba pagando IPS a su empleada hasta el mes de junio, pagaba alrededor de Gs. 332.000. Ahora debería pagar unos Gs. 559.000, al tener dos empleadas domésticas, el monto se elevaría a un millón de guaraníes más el salario mínimo, llegando a niveles que no son sostenibles. Esto hace –según Ramírez Lezcano- que la gente deje de aportar al IPS o emplee en negro porque no puede pagar el salario mínimo y eso se registra como subempleo.

“Además, el empleado de rango medio empieza a presionar para mejorar su salario y poder sostener ese nivel y poder mantener los servicios que necesita. Mayormente la clase media es la impactada con este tipo de leyes”, expresó.

CRISIS POLÍTICA
También hizo referencia a la crisis política por la que pasa nuestro país, la cual hace muy difícil se pueda repuntar en las expectativas de crecimiento económico y de consumo.

“Existe una relación directa entre la desaceleración económica y el aumento del subempleo porque generalmente con las expectativas de mejora de consumo se producen proyecciones de inversión. Para esto hay variables internas y externas, principalmente las internas hoy están golpeando. Los problemas de inestabilidad política lo que hacen es inhibir inversiones, sean nacionales o extranjeras. Entonces lo que la gente hace es disminuir empleados primeramente, o se apela a un empleo informal porque no pueden o no están en condiciones de cumplir las exigencias legales”.

TRIBUTOS
Por último indicó que un factor en este fenómeno económico sería la ley de simplificación tributaria que se encuentra actualmente en discusión: “En el Congreso está todavía en debate la ley de simplificación tributaria que va a implicar un aumento de impuestos. Estos incrementos no están relacionados con el crecimiento de la economía, sino solamente con cargas impositivas o de trabajo no relacionadas con la productividad. Eso hace que las empresas tengan un menor margen de competitividad”.

DESACELERACIÓN
La desaceleración en el crecimiento de la economía en nuestro país ya muestra sus efectos directos sobre la población.

Tenemos además que los elementos mencionados van a contramano de esta situación, ya que por un lado aumentan las cargas impositivas y de aporte, y por el otro no se observa un crecimiento económico.
Esta situación se empeora con la crisis política, la cual hace aún más difícil que se gener el “efecto rebote” y se pueda cerrar el año mejor de lo que las expectativas y los cálculos vaticinan.

La reciente resolución del trabajo temporal podría mejorar esto, pero la carga previsional sigue siendo muy importante y esto no está relacionado a la productividad del empleado en su labor.