Vida digital: más fácil, más segura

La apertura dispuesta por el BCP es un paso positivo en la dirección correcta, sobre todo porque el Paraguay tiene un bajo nivel de bancarización.

El Banco Central del Para­guay acaba de emitir una resolución que amplía no­tablemente los alcances de la billetera electrónica. En poco tiempo, las distintas operadoras podrán inter­cambiar giros mediante operaciones que serán posibles con la creación de la Cámara Compensadora de Entidades de Medios de Pago Electrónico. Este paso permitirá efectuar pagos digitales entre operadoras móviles desde cualquier sitio con cober­tura, las 24 horas del día.

El panorama que abre este capítulo en el movimiento bancario es virtualmente infinito. Rompe todos los esquemas tradicionales, vuelve innecesarios los traslados, las esperas y los trámites en lo que respecta a cobros y pagos en la vida cotidiana de las personas.

La comodidad y rapidez que esta herramienta otorga a la rutina diaria en el cumplimiento de compromisos sólo es equiparable a otra ventaja no menos importante. Al hacer innecesario el ma­nejo de dinero en efectivo, las personas ven incre­mentado su umbral de seguridad. Por otro lado, facilita los pagos exactos, hasta en fracciones de guaraníes, cosa frecuen­temente difícil en el día a día del dinero físico.

La apertura dispuesta por el BCP es un paso positivo en la dirección correcta, sobre todo porque el Pa­raguay tiene un bajo nivel de bancarización. Con un 49% de la población operando con bancos, sólo Argentina está a nuestro nivel mientras Bolivia (54), Uruguay (64), Brasil (70) y Chile (74) se nos han adelantado considera­blemente. En un reciente informe, el Banco Mundial señala la importancia que reviste “la inclusión financiera, especialmente a través del uso de servi­cios financieros digitales, incluyendo el ‘dinero móvil’, las tarjetas de pago y otras fintech” en el desa­rrollo de las economías.

Estamos en buen camino, pero aún falta mucho.