Las ventas de electrodomésticos se redujeron en un 40%

Bristol

La empresa Bristol debió cambiar todo su sistema de trabajo debido a las nuevas medidas de prevención sanitaria y, según Diego Chamorro, gerente de marketing, el impacto generado por la paralización de actividades debido al virus fue de una caída en la facturación de hasta el 40% en los últimos tres meses. 

La compañía cerró sus puertas al principio del periodo de cuarentena pero en ese tiempo se trabajó en una planificación para llegar mejor a los clientes. “En la fase uno páramos las actividades hasta que nos ordenamos. Es lo que aprendemos de esto. Ver cómo afrontar la situación”, dijo. 

Según Chamorro, en lugar de concentrarse en la situación negativa decidieron potenciar sus fortalezas. “Tanto a nosotros, como a la mayoría de las empresas, esto nos permitió ajustar cosas. En la primera y segunda semana frenamos, ordenamos las fichas y trabajamos de manera digital, de forma remota. Con el transcurso de los meses fuimos evolucionando y hoy volvemos”, describió.

El gerente manifestó que el rubro se vio impactado y que esto se notó en los últimos meses. “Marzo se sintió en los últimos días. Abril frenó en pleno, todas las empresas nos reorganizamos, y en mayo nos encontramos más acomodados, trabajando ya de manera física. El proceso de cambio fue de reacción en el momento”, sostuvo. 

Según mencionó, el proceso de demanda se definía por la incertidumbre, pues en un primer momento nadie sabía nada y no se tomaban decisiones de consumo. “Abril fue un mes durísimo, no hay empresa que no haya sufrido. Esto nos ayudó a crecer y mirar todo distinto. Junio es distinto incluso a mayo y estamos viento en popa”, dijo.

En la empresa son conscientes que su movimiento económico va directamente ligado a la situación sanitaria, y un retroceso sería difícil. Según Chamorro, el promedio de bajas de los tres meses alcanzó un 40%, y en ese periodo renovaron sus proyecciones y planes, ajustando el presupuesto, en cuanto a costos, y optimización de recursos. 

LLEGANDO AL CONSUMIDOR

En la empresa confían en la fidelidad de sus clientes y se enfocan principalmente en brindar facilidades y beneficios a los mismos, ofreciendo pagos de cuotas a 30 días o diversas medidas que brinden seguridad. En ese punto, Chamorro agregó que con relación a tiempos previos hay un dólar distinto y los costos cambian, especialmente en el rubro de electrodomésticos, por lo que igualmente redoblan el esfuerzo para ajustarse a las necesidades del cliente.

FUTURO ILUMINADO

Finalmente indicó que lo que queda es seguir mejorando, optimizando servicios y enfocándose en el cliente, y por sobre todo, no bajar los brazos. “No dejamos de ofrecer beneficios, tratamos de potenciarlos y creemos que allí está la luz al final del túnel; seguir en lo comercial brindando facilidades y buen servicio”, concluyó.


BristolDestacado