ícono volver atrás
icono de buscador
 
5D logo

Archivo

Casas de crédito y compliance, nuevas reglas de juego

 
 
 

Por Federico Silva
FSILVA@FERRERE.COM

 

En Paraguay la necesidad de créditos accesibles es imperiosa. Sobre todo para los sectores más necesitados de la población. Así, la notable reducción del financiamiento mediante tarjetas de crédito al que dicho segmento tenía acceso ante la limitación legal de las tasas de interés de fines de 2015, junto con el encarecimiento de los créditos del sector formal en general, generaron un enorme crecimiento de las llamadas “casas de crédito” y de prestamistas, que al no captar recursos del público y operar con capital propio no están regulados por el Banco Central del Paraguay (“BCP”) en lo que hace a su funcionamiento, más allá de los límites de tasas usurarias establecidas por el BCP, que disparan el tipo penal de “usura”.

De esta forma, de las 13 casas de crédito existentes en el año 2011, hoy se estima que en Paraguay operan más de 200, calculándose que las mismas mueven más de US$ 500 millones por año. Estos números no incluyen a los prestamistas, personas físicas que prestan dinero con capital propio, no existiendo datos concretos respecto a los mismos, pero estimándose que su participación es significativa. Ahora, para que la combinación del gran crecimiento de las casas de crédito y los prestamistas con el considerable volumen anual de dinero que mueven, más la falta de regulación del BCP, los convierta en vehículos para el lavado de dinero, en diciembre de 2017 la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (“SEPRELAD”) dictó la Resolución 614/17, constituyendo a las casas de crédito y los prestamistas en “sujetos obligados” de la Ley 1.015/97 “Que Previene y Reprime los Actos Ilícitos destinados a la Legitimación de Dinero o Bienes”, e imponiéndoles una serie de cargas que están obligados a cumplir. Por tanto, si su negocio es el crédito, conviene tenerlas en cuenta para evitarse sanciones. 1. Los Sujetos Obligados La Ley 1.015/97, modificada por Ley 3.783/09, regula las obligaciones, las actuaciones y los procedimientos para prevenir e impedir el uso del sistema financiero y de otros sectores de la actividad económica para que se realicen actos destinados al lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

En este marco, conforme al artículo 13 de la Ley 1.015/97, son sujetos obligados por las cargas administrativas de dicha ley: los bancos, financieras, compañías de seguro, casas de cambio, agencias y bolsas de valores, sociedades de inversión y mandato, administradoras de fondos de inversión y jubilación, cooperativas, explotadoras de juegos de azar, inmobiliarias, organizaciones sin fines de lucro, casas de empeño, entidades gubernamentales, actividades y profesiones no financieras, como contadores, abogados, vendedores de autos y otros, comerciantes de joyas, piedras, metales preciosos, arte, antigüedades, estampillas o monedas, y los remesadores de dineros o valores. Ahora, en base a sus facultades reglamentarias, la SEPRELAD puede extender las cargas administrativas de dicha ley a otras actividades. 2. Las Cargas Administrativas de la Ley 1.015/97 En el sesgo indicado, la Resolución 614/17 convirtió en sujetos obligados de la Ley 1.015/97 a las empresas y personas que se dedican a dar créditos con capital propio, o a administrar carteras de crédito, conocidas como “casas de crédito” y prestamistas. Como tales, están obligadas a registrarse en la SEPRELAD. Hasta el momento hay 133 casas de crédito y prestamistas registrados en la SEPRELAD, de los más de 200 existentes.

De esta forma, las casas de crédito y prestamistas deben cumplir con las cargas administrativas establecidas en el Capítulo III de la Ley 1.015/97, que aplican a: todas las operaciones que superen US$ 10.000 o su equivalente en otras monedas, salvo las excepciones contempladas en la ley; y aquellas operaciones inferiores que se infiera se fraccionaron para eludir las obligaciones de identificación, registro y reporte.

En este marco, las casas de crédito y prestamistas deben registrar y verificar fehacientemente la identidad de sus clientes, habituales o no, al entablar relaciones de negocio, tanto como de todas las personas con las cuales operen. La identificación mínimamente debe consistir en la acreditación de la identidad del cliente, la representación invocada, el domicilio, y la ocupación o el objeto social, según se trate de personas o empresas. Cuando existan indicios o certeza de que los clientes no actúan por cuenta propia, debe recabarse información precisa para conocer a los beneficiarios finales. A su vez, todas las operaciones deben ser identificadas y registradas.

Igualmente, las casas de crédito y prestamistas deben: conservar durante al menos 5 años los documentos, archivos y correspondencia que acrediten o identifiquen adecuadamente sus operaciones, contado desde que la transacción terminó o se cerró la cuenta; y comunicar a la SEPRELAD todos los hechos u operaciones sospechosas, sin importar su valor.  A su vez, deben: establecer procedimientos adecuados para controlar internamente la información que manejan; y notificar e imponer a sus directores, gerentes y empleados el deber de cumplir los reglamentos y procedimientos antilavado. Asimismo, deben proveer a la SEPRELAD toda la información relacionada con la Ley 1.015/97 que se les requiera. Además, deben presentar anualmente a la SEPRELAD una declaración jurada del origen y aplicación de todos los fondos con que operan, acompañada de toda la documentación respaldatoria.

Por último, la Resolución 614/17 tiene implícita la obligación de que las casas de crédito y los prestamistas implementen un Manual de Prevención de Lavado de Dinero para instrumentar la forma de cumplir sus obligaciones. Estas no incluyen el deber de contar con un Oficial de Cumplimiento, que es el funcionario de nivel gerencial encargado de que se pongan en práctica los programas y procedimientos internos, incluidos el mantenimiento de registros adecuados y la comunicación de operaciones sospechosas. 3. Sanciones De incumplir las cargas administrativas que la Ley 1.015/97 y la Resolución 614/17 le imponen, las casas de crédito y prestamistas pueden ser sancionadas con: a) apercibimiento; b) amonestación pública; c) multa de entre el 50% y el 100% del monto de la operación involucrada; o d) suspensión de actividades de entre 30 a 180 días. A su vez, de ser encontrados responsables de lavado de dinero los directores de casas de crédito y los prestamistas pueden ser castigados hasta con 10 años de cárcel bajo el artículo 196 del Código Penal.

 
 

Locales

Las oficinas del Gobierno estarán después de lo previsto

La obra de las oficinas de Gobierno registra un avance físico del 74%, de acuerdo al último informe oficial, sin embargo el proyecto en sí debía culminar para finales de este año, cosa que no ocurrirá.

 
 
 

Según lo que explicaron desde el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), la pandemia afectó a la ejecución y el plazo previsto para este año por lo que pasa para mediados del año entrante.

La futura sede del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) presenta un 83% de ejecución; le sigue el edificio del MOPC con un 79%.

Por su parte, la torre de 12 pisos que alojará al Ministerio de Urbanismo Vivienda y Hábitat (MUVH) y al Ministerio Trabajo, Empleo y Seguridad Social (MTEySS), se desarrolla en tiempo y forma con un progreso del 80%.

La elevación de seis plantas proyectada para el Ministerio de Relaciones Exteriores cuenta a la fecha con un 60%; mientras que la superficie destinada a la Subsecretaría de Estado de Tributación cuenta con un 62% de edificación. En cuanto a los espacios comunes, el subsuelo exhibe un 83% de avance; el comedor 64%; y el auditorio 45%.

Los trabajos son ejecutados por el Consorcio TBI, conformado por las constructoras Tecnoedil S.A, Alberto Barrail e Hijos S.A e Itasã S.A.

Recordemos que de acuerdo con los informes, el proyecto fue adjudicado por poco más de G. 478.000 millones cerca de US$ 72 millones, pero el monto ya se incrementó a más de US$ 85 millones.

Diariamente trabajan en el lugar unas 900 personas que se encargan de las labores de terminación de albañilería, colocación de perfilería de aluminio y vidrio para las fachadas.

También se lleva adelante la colocación de revestimiento de chapa aluminizada (ACM). Esta instalación tiene el siguiente avance por edificio: MEC 50%, MUVH 45% y en el MOPC 20%.

Por otro lado, se están instalando estructuras metálicas para pergolados de camineros entre los edificios, los cuales contarán con mallas metálicas que soportarán enredaderas y lonas de color beige en los encuentros de camineros.

A su vez, se realiza la colocación de pasto en los canteros y plantines de árboles de acuerdo a los diseños.

En otro frente, prosigue la instalación de los sistemas de aire acondicionado, sanitarios, parte eléctrica, cielorraso, así como la preparación para la instalación de ascensores con la adaptación de los soportes para las cabinas.

 
 

Columnas

El año del turismo interno

“Hace 20 años mencionaba turismo interno y la gente me llamaba loco”, me cuenta un amigo muy conocido de la industria hotelera paraguaya. Y es que, este sector históricamente en Paraguay fue un rubro no muy tan tenido en cuenta en la agenda política de las autoridades de turno y, por ende, de la ciudadanía.

 
 
 

Quizá las nuevas generaciones, el avance de la tecnología y el impulso de dos o tres gobernantes con buenas ideas y una mano del sector privado en los últimos años ha ayudado bastante a que esta actividad vaya ganando cada vez más importancia en la actividad económica local, tanto hasta llegar a convertirse en una de las principales actividades en el 2017, solo por detrás de los rubros tradicionales de exportación como la energía eléctrica, el complejo sojero y la carne, llegando a mover más de USD 619 millones ese año, con un crecimiento sin precedentes del 20% a nivel mundial frente a los 5% proyectado por la misma Organización Mundial de Turismo (OMT).

Hablando más claro y con términos más sencillos, hace menos de 10 años Paraguay no recibía a más de 600.000 turistas internacionales al año, lo que pasó a duplicarse y teniendo en la actualidad una visita promedio anual de unos 1.300.000 extranjeros (personas que pernoctan en el territorio nacional).

Ante esta realidad surge, como alternativa perfectamente válida, confiable y práctica, el fomento de la actividad turística, que puede contribuir eficazmente a crear nuevas fuentes de ingresos y puestos de trabajo; incentivar la producción de bienes y servicios de distintas clases y repartir la riqueza entre un mayor número de personas en todo el país.

Esto justifica la afirmación de que el turismo bien aprovechado es un importante factor estratégico para la reactivación económica del país. El turismo por sí solo no solucionará la problemática económica del Paraguay; pero contribuirá de manera decisiva a mejorarla,

siempre y cuando exista la necesaria decisión política, el adecuado cumplimiento de las disposiciones constitucionales, legales y reglamentarias que deberán aplicarse, para el fomento e incremento de la oferta y la demanda del turismo. Un conjunto de lineamientos que se propondrán, previo estudio serio sobre el tema, serviría para conseguir el cabal aprovechamiento del potencial turístico paraguayo y la reactivación económica del país.

Y aquí es donde generalmente entra el discurso estatal de un “presupuesto insuficiente” para sobrellevar proyectos de grandes envergaduras y quizá hasta resulta evidente la necesidad de replantear el presupuesto que destina el Gobierno del Estado al turismo y otorgarle a este sector una bolsa mayor que permita ejecutar los programas necesarios para atender la actividad turística, generar mayores ingresos y consolidarnos como un destino competitivo a nivel mundial.

Pero más allá de eso, lo que se necesita es de un verdadero compromiso por parte de las autoridades encargadas. Solo a modo de comentario, la Secretaria Nacional de Turismo (SENATUR), como cualquier otra institución del Estado dispone de 3 fuentes de financiamiento; la fuente 10 que es la destinada por Hacienda de los impuestos recaudados; la fuente 20, cuando se hace préstamos externos, por ejemplo, las obras financiadas por el BID como el Gran Chaco Americano recientemente inaugurado, entre otras.

Y finalmente, la fuente 30 que se trata de la recaudación propia de la institución. En este caso es lo que la Senatur recauda en concepto de tasas de embarque equivalente a USD 12 por cada pasajero que sale y llega al Silvio Pettirossi.

Según los datos que maneja la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (DINAC), solo durante el 2019 por nuestro aeropuerto pasaron un total de 1.209.167 pasajeros internacionales, que significó un ingreso de más de USD 14,5 millones a la secretaria estatal, recurso que uno creería más que suficiente para un desarrollo mayor del turismo interno, por ejemplo.

Sobre todo, en un momento como este donde hemos doblegado la curva de la epidemia, y aunque el virus no se haya erradicado, comprendemos que es preciso no dilatar más la reactivación económica y podría ser un buen momento de destinar todos los recursos disponibles para posicionar al país como un destino turístico no solamente para dos meses al año, sino tratar de romper de una vez por toda esa estacionalidad y convertirlo atractivo durante los 365 días.

Y esto se puede lograr mediante la creación de nuevos circuitos turísticos, un trabajo coordinado entre el sector público con el privado de manera a que ese hotel que tiene ingreso solo durante los fines de semana o solo durante el mes de enero pueda contar con una demanda el resto de la temporada y que así quizá eso pueda traducirse hasta en tarifas más competitivas pensando en un verdadero turismo inclusivo. O simplemente hacer conocer al público que, así como San Bernardino cuenta con lujosos establecimientos de USD 200 hay otros que cuestan menos de G. 150.000, mediante una campaña de promoción que verdaderamente sea eficiente.

En Paraguay, hay un promedio de 2,5 millones de personas que anualmente hace turismo interno. No hace falta ser muy inteligente para darse cuenta que este número probablemente aumentará en un volumen muy importante en el verano próximo, teniendo en cuenta que la mayoría de los compatriotas optarán por vacacionar en el país ante que salir a cualquier otro destino en el exterior, por razones obvias.

Y es momento de demostrarle a esos turistas nacionales que inicialmente harán viajes internos por “no tener otra alternativa” que en realidad la mejor alternativa siempre fue conocer su propio país y sobre todo que se den cuenta de una vez que más allá de tener ciertas falencias, el Paraguay no tiene nada que envidiar a ningún otro destino internacional. Porque a pesar de todo, te aseguro que la mejor forma de hacer turismo es empezar conociendo tu propio país.

 
 

Locales

Seguirá la escasez de cemento en el mercado local

La escasez del cemento es una problemática que se da en el país desde hace unos tres meses, primeramente por un problema técnico de Yguazú Cementos, que dejó de producir normalmente unas semanas y posteriormente la extrema bajante del río Paraguay, que condiciona a la Industria Nacional del Cemento (INC), hasta ahora a traer clinker desde Concepción.

 
 
 

De acuerdo a Ernesto Benítez, presidente de la INC, a consecuencia de las dificultades logísticas que se agravaron a causa de la prolongada bajante del río la falta de cemento seguirá al menos hasta encontrar una salida que además, no impulse aún más los precios, que ya incrementaron hasta el 40%, según los referentes.

“Industrialmente la INC está en condiciones normales por lo que apenas se pueda ir superando estos inconvenientes mencionados se volverá a producir a volúmenes habituales. La idea es ir reforzando la provisión de materia prima por tierra para ir acercándonos a esos niveles. Teniendo en cuenta las expectativas de recuperación del río Paraguay ya sería más bien para el año que viene, en los primeros meses”, explicó

MONITOREO DE PRECIOS

La Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario (Sedeco), realizó el monitoreo de precios de Bolsas de Cemento a distintos distribuidores y depósitos de materiales de construcción, en el departamento Central, el informe revela la escasez del esencial producto que se utiliza para la construcción.

Benítez en su momento explicó que a esto se le debe sumar la gran cantidad de obras que impulsa el Gobierno Nacional mediante el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), que además no paró en todo el año, ni durante la cuarentena total.

La INC, no cuenta con la capacidad necesaria para abastecer el mercado, es más, eso no ocurrirá por lo menos hasta el año que viene porque como máximo van a aumentar su producción un 10% según el presupuesto del ente del 2021.

Si bien el Ministerio de Industria y Comercio (MIC) liberó las licencias previas, hay problemas con el elevado costo del flete además de sobrecostos por la demora en el despacho en Aduanas debido a las exigencias sanitarias de la pandemia, según explicaron referentes de la construcción.

PRECIO

Según los constructores, el mercado actualmente además de la escasez, no se vende al precio que la INC comercializa, que oscila entre los G. 29.000 y G. 40.000, en realidad los precios van entre G. 60.000 y G. 70.000 por cada bolsa. Piden auditar a los dos productores, la INC e Yguazú Cementos, además de los datos de las importaciones para tener a ciencia cierta cual es la demanda diaria actual del mercado que ya no es de 120.000 unidades de bolsa por día, el consumo es mayor.

 
 

5Días Profesional

Plan de actualización continua de Docentes

La capacitación es un proceso de vital importancia dentro de toda Institución de Educación Superior (IES), la misma es fundamental para el mejoramiento de la calidad.

 
 
 

La capacitación se puede definir como:

Acción destinada a incrementar las aptitudes y los conocimientos del trabajador con el propósito de prepararlo para desempeñar eficientemente una unidad de trabajo específico e impersonal. (Espinosa, 2012, pág. 40).

En este sentido, en nuestro país la Ley N° 4.995 de Educación Superior explica que el docente universitario debe “actualizarse y perfeccionarse de modo continuo, a través de la carrera académica, de los centros o comunidades científicas o en unidades de estudios de investigación y de producción, tanto a nivel nacional como internacional”

Si bien la formación exigida para la docencia en las Instituciones de Educación Superior ha sido restrictiva al conocimiento profundo del contenido específico de las áreas de conocimiento, sea este práctico o teórico, las exigencias anteriormente mencionadas nos llevan a la búsqueda del fortalecimiento en términos de preparación pedagógica - didáctica.

Teniendo como base este contexto, las IES deben enmarcar la Capacitación Continua y la Formación Integral de sus docentes y comunidad educativa toda, estableciendo en su Plan Estratégico Institucional y Plan de Desarrollo, que responden a este factor tan importante en la búsqueda de la calidad y excelencia académica.

Para ello, se propone implementar un Plan de Actualización Continua de los docentes, a fin de mejorar el ejercicio de la docencia universitaria y de esta manera obtener niveles superiores en la formación de los estudiantes y su perfil de salida de carrera.

Referencia Bibliográfica

Espinosa, J. (2012). Organización de la Capacitación. En J.

Espinosa, Capacitación y Desarrollo de Personal (pág. 40). México: Trillas.

Ley de Educación Superior 4995.

Centro de Estudios Integrales CEDEI