Cómo cuidar correctamente los pies

Ellos se encargan dia­riamente de soportar el peso del cuerpo, mu­chas veces con calzados pocos adecuados, que luego pueden causar al­teraciones en la piel, en la uña, como así tam­bién en la estructura ósea.

El portal del Institu­to de Previsión Social, IPS, señala que una ex­cursión larga a pie, de­masiadas horas senta­dos por un viaje o estar mucho tiempo parados pueden ocasionar ede­mas asociados a la cir­culación sanguínea.

Esto puede revertirse con una buena recupe­ración, pero con el paso de los años -avisan para prevenir- que esto po­dría desencadenar en una insuficiencia renal o cardíaca.

CAUSA

Expresan así mis­mo que la causa más común de la hincha­zón en los pies es la in­suficiencia venosa y por esta razón los edemas se presentan más cuando existen várices, una in­movilización o medias que comprimen la zona.

SÍNTOMAS

En el caso de los edemas por causa del calor se produce una vasodila­tación de las venas, se en­sanchan, y existe una acumulación de la sangre en ellas, por lo que sueltan líquido.

Debido a este aumento de líquidos se producen entonces síntomas como la hinchazón, los calam­bres y el malestar en la pantorrilla.

EXCESO

La página de la insti­tución destaca que este exceso de líquido en el organismo podría tener su origen en problemas renales que ocasiona que se acumulen más líquidos en el organismo como la imposibilidad del corazón de impulsar bien la sangre y esto dis­minuye el filtrado de los riñones.

CONSECUENCIAS

Este mal funciona­miento cardíaco puede llevar a que el corazón no pueda realizar bien la aspiración de la sangre en el proceso de circu­lación de retorno y hace que ésta se acumule en las ex­tremidades inferiores, aumentando la presión venosa.

CUIDADOS

Finalmente refieren que las medidas de pre­vención generales para los edemas son seguir una dieta baja en sodio, evitar las prendas apre­tadas como cinturones o medias, realizar ejerci­cio y mantener una acti­vidad física continuada.

En altas temperaturas, cuando el termómetro se dispara, los baños y duchas con agua fría pueden ayudar.

EN EL TRABAJO

En el caso del trabajo en oficina que implica lar­gas jornadas sentados, se aconseja cada una o dos horas hacer ejerci­cios de estiramientos y dar unos pocos pasos.

Por otra parte, cuando se trata de edemas postu­rales por una excursión a pie o en los viajes cuando la insuficiencia veno­sa puede ocasionar esta hinchazón en los pies se recomienda descanso, aplicar agua fría y paños frescos, utilizar una al­mohada bajo las piernas para descansar o dormir y realizar ejercicios de bici­cleta con las piernas.

También podría gustarte