“Nueva generación no quiere jefe, quiere coach que ayude a realizarse”

Lorena Barreto

[email protected]ías.com.py

Cada generación trae con­sigo sus propios cambios, genera discusión e impone un nuevo orden en las re­laciones interpersonales y el mundo laboral no es la excepción.. Entre estas dis­cusiones surgen, además, otros huecos que cubrir mediante un esfuerzo ma­yor en lo que a empleabili­dad refiere.

¿Pero, cuáles son los cam­bios que están marcando nuevas pautas?

Una generación con un nuevo pensamiento y sus nuevas costumbres, la in­vasión tecnológica, el perfil femenino que va tomando territorio en los puestos gerenciales y las innova­ciones que se dan en los recursos humanos de las empresas están dentro de los cambios.

Los desafíos por asumir requieren una transfor­mación de pensamiento y una plena adaptación a la realidad.

Mónica Flores, una figu­ra modelo para las muje­res del mundo alcanzó tal relevancia que hoy marca presencia en más de 18 países liderando desde la presidencia a Manpower Group en Latinoamérica, cuenta en exclusiva para 5días su experiencia y sus conocimientos en cuanto a talento humano de los últimos tiempos.

LAS MUJERES Y EL LIDERAZGO

‘‘Yo creo que los desafíos en mi carrera profesional han sido muy similares a los que me hubiera en­frentado si hubiera sido hombre’’, señala.

Para ella ser mujer hoy es una ventaja, debido a que al menos en puestos de liderazgo, las mujeres aún no han abarcado un gran porcentaje de presencia pero es notable cuando hacen bien las cosas. Es decir, la eficiencia de las mujeres está a la vista una vez que se asume el rol de liderazgo.

‘‘Las empresas y el mun­do se están abriendo al liderazgo femenino, es una oportunidad para mi generación abrir una brecha para las siguientes generaciones’’, indicó.

Si bien se habla de que para las mujeres es mu­cho más difícil sobresalir frente a la preponde­rancia masculina, rebate ciertas ideas que rodean a este tema de discusión.

Sobre las diferencias en los salarios, Flores refirió que no es tan frecuente en el mundo corporativo que entre un hombre y una mu­jer tengan el mismo puesto con diferente sueldo.

Pero al respecto, explicó que al menos un 57% de los hombres negocia su sueldo, mientras que sólo un 7% de mujeres se anima a hacerlo antes de demos­trar su capacidad.

‘‘Las mujeres pensamos que primero debemos de­mostrar y luego pedir, y los hombres, como son tan educados para asumir ries­gos, levantan la mano más fácil’’, expresó.

NUEVA GENERACIÓN

Al ser consultada sobre un tema que genera debate en todas las plataformas, como lo es la nueva gene­ración, ella señala que hoy, la diferencia fundamental de una generación a otra es que la que se adviene en el mundo laboral es una ge­neración con una velocidad de cambio mucho mayor y ahí es donde se abre una brecha.

‘‘Es una generación glo­bal-móvil acostumbrada a la colaboración, que quiere aprender, que vive en el mundo de la inmediatez. Se aburren más rápido’’, indicó.

Las empresas deben cen­trarse no solo en retener y motivar al talento, sino atraerlo. Los datos que ejemplifican el caso es que existe un desbalance en cuanto a demanda laboral.

Un 40% de las empresas a nivel global tienen proble­mas para cubrir sus vacan­tes, porque los jóvenes en su mayoría estudian carre­ras para las cuales existen pocos lugares.

INVASIÓN TECNOLÓGICA

También mucho se ha hablado sobre la inva­sión de la tecnología en el mundo laboral y al respec­to le consultamos sobre cómo las empresas deben enfocarse en ese margen.

‘‘No solo las empresas se tienen que enfocar en la invasión tecnológica sino los individuos. Las per­sonas hoy deben moverse hacia un nivel de sofis­ticación que no sea sus­tituido por un robot o un programa. Las personas deben aplicar funciones que requieran inteligen­cia emocional creatividad y sobre todo flexibilidad cognitiva’’, finalizó Flo­res.

También podría gustarte