Los jingles pegadizos ayudan a aumentar la facturación

En la actualidad, la gran mayoría de los comercios apuestan por generar jingles o spots publicita­rios sonoros buscando de esta manera atraer a más clientes.

Un jingle es un mensa­je publicitario cantado, corto, directo y muy pero muy pegadizo.

Es esa musiquita que se te queda grabada en la memoria y solés tararear inconscientemente du­rante el día a día.

INNOVACIÓN

El espacio físico donde una persona realiza sus actividades y rutinas dia­rias, se convierte en el escenario perfecto para la recepción pura y direc­ta de los mensajes que se quieren comunicar o pro­mocionar al cliente.

Carlos Azud y Cintia Willrich propietarios de Interaudio -empresa de­dicada hace 10 años en el país a la sonorización publicitaria- expresa­ron que anteriormente se consideraba un gasto apostar por las produc­ciones sonoras, pero con el paso de los años la perspectiva sobre el pun­to dio un gran giro.

Hoy día, las empresas ven a este tipo de ser­vicios como una herra­mienta -podríamos de­cir- hasta indispensable para las ventas, a fin de atraer la atención de los consumidores con una propuesta innovadora.

FACILIDAD

Una de las facilidades que brindan los jingles es que al ser un mensaje cantado es más fácil re­cordarlo, debido a que los mismos repiten muchas veces el nombre de la marca anunciante como parte de la letra de la canción.

Esto genera a su vez que el mensaje no sea forza­do, como cuando se nom­bra a la firma sin ninguna música.

OBJETIVO

“Creo que el objetivo principal de apostar por este tipo de publicidad para llegar a los clientes es informar a las per­sonas, sobre las promo­ciones, descuentos y lo que se ofrece. Antes se utilizaba el famoso boca a boca, hoy en día lo que manda es lo que podés absorber, lo que escuchas o ves”, puntualizó Cintia.

LAZOS

Para lograr un jingle pe­gadizo se necesita prin­cipalmente llevar a cabo un buen estudio de mer­cado para fijar el público objetivo al que se punta.

Asimismo es funda­mental la creatividad para poder lograr que la marca sea recordada de por vida.

Sobre el punto, Carlos destacó que actualmente las empresas en el país normalmente apuestan por contratar a un grupo reconocido para la reali­zación de los jingles.

Expresó que en pri­mer lugar se debe lograr llamar la atención del cliente por medio de la promoción del material en los medios, y una vez fijada la idea en la mente del consumidor se debe trabajar en mantener un buen ambiente sonoro dentro del punto de ven­ta.

También podría gustarte