Seguridad infantil fue la veta para incursionar en los negocios

Lorena Barreto – [email protected]

“Siempre es un desafío te­ner algo propio”, comenzaba diciendo Felipe Artagave­ytia, un joven emprendedor que se considera un uruguayo enloquecido con Paraguay y actualmente se encuentra en el país frente a la empre­sa de seguridad infantil que emprendió con sus amigos hace seis años. Ellos encon­traron el nicho ideal dentro del cual invertir tiempo y di­nero, y así animarse a llevar adelante el sueño del nego­cio propio. Enfocarse en la seguridad infantil fue una idea que se presentó como un rubro casi inexplorado y que poco a poco fue tomando fuerza y adiestró a sus ideó­logos para crecer en función a las demandas del mercado.

NEGOCIO CONJUNTO

Redpro es la empresa que nace luego de que uno de los socios no encontrara un sistema de protección para su hijo, quien empezaba a gatear y demandaba mejo­res medidas de protección. “Eso hizo que se pusiera a buscar empresas que insta­laran sistemas de protección y la experiencia no fue nada buena, no había ninguna empresa profesional que diera las garantías necesa­rias”, comenta Felipe, y de­talla que ese fue el principio de una búsqueda incesante de especializaciones para sumergirse en el nicho y sacar el mayor provecho del nuevo emprendimiento. A seis años de haber arran­cado en Uruguay, cuentan que lideran el mercado y que lograron una crecien­te aceptación del mercado paraguayo a tres años de su desembarco en el país. Como una empresa que de­manda un buen desembolso de capital, son cinco los so­cios que invirtieron para el puntapié inicial de la marca. Cada uno de ellos aportó la suma de G. 25 millones.

SERVICIOS

En su emprendimiento de­cidieron ofrecer los servi­cios de instalación de cercos removibles para piscinas y redes de seguridad para bal­cones, ventanas y escaleras. “No vendemos los produc­tos, sino que vendemos el servicio. Nos fuimos dando cuenta de la importancia y el daño que puede generar un accidente, como una caída o un ahogamiento en una fa­milia, y es lo que buscamos evitar”, agrega.

Cuando le preguntamos a Felipe sobre alguna debili­dad del negocio, él modes­tamente nos indica: “sería arrogante decir que cuentan con solo una debilidad y agrega que, por ejemplo, hay mucha gente que se asusta con el precio final del servi­cio, pero adjudican todo ese precio al producto sin con­siderar lo que está detrás”, indica. Redpro no solo vende sus productos sino cuenta con una garantía de posven­ta permanente.

“El que quiere y tiene ga­nas, puede. No hace falta inventar nada nuevo, sino encontrar el punto exacto en donde invertir el tiempo”, finaliza Felipe, satisfecho de poder asesorar a tiempo completo a sus clientes den­tro de un nicho que implica la seguridad de los niños.

CONTACTO

Teléfono: (021)329 5813 y (0986)301 300.
Web: www.redpro.com.py
Redes sociales: @redpropy

También podría gustarte