Ruta de la Seda china reemplaza papel de EEUU

Aspiran a ser incorporadas al bloque de 28 países

En la mansión del siglo XIX del centro de Belgrado, donde los funcionarios del Estado planean algunos de los importantes proyectos de Serbia en el extranjero, Ivan Mrkic, de 64 años, está atareado desempacando cajas repletas de libros, trabajos de investigación y mapas que necesita para convertirse en un experto instantáneo en China.

ENTRARÁ MILLONES

Mrkic, antiguo ministro de Relaciones Exteriores, prevé que inversionistas de Hong Kong y Pekín traerán decenas de millones de euros a Europa Oriental y quiere que Serbia entre los más pobres esté prepara­da. Desde hace décadas, el dinero estadounidense im­pulsa acerías y automotri­ces en la Europa poscomu­nista, pero la región ahora deposita sus esperanzas en que China ocupe el vacío creado por el giro aislacio­nista de Donald Trump.

“A veces lleva tiempo que los chinos tomen una de­cisión, pero una vez que lo hacen, la velocidad de concreción es fascinante”, dijo Mrkic, a quien se le ha encargado junto con el ex presidente Tomislav Nikolic crear una oficina única para facilitar el comercio y la in­versión de la segunda ma­yor economía del mundo. “Decidimos que sería mejor crear una oficina especial para asegurarnos de que todo funcione bien”.

Desde Polonia en el Mar Báltico hasta Eslovaquia, Hungría y Bulgaria a lo largo del río Danubio, los gobiernos están cortejando a los inversionistas chinos para que, en algunos casos, reemplacen a las compa­ñías estadounidenses que se están retirando. Es una muestra de lo que deparará el futuro en tanto el Estados Unidos de Trump renuncia a su papel de líder mun­dial en cuestiones que van desde el cambio climático al libre comercio, y el presi­dente chino Xi Jinping sale en defensa del internacio­nalismo.

PUERTA DEENTRADA PARA XI

Para Xi, las 16 naciones de Europa Central y Oriental y sus más de 110 millones de consumidores son una puerta de entrada a la Unión Europea. Once de ellas ya son miembros y las otras cinco, entre ellas Serbia, aspiran a ser incorporadas al bloque de 28 países.

NUEVOS MERCADOS

Forjar una ruta hacia el continente es parte fun­damental del plan de Xi de construir una moderna Ruta de la Seda para abrir nuevos mercados expor­tadores para las empresas locales en momentos en que la economía china se desacelera. En consonancia con esa visión, Pekín en no­viembre se comprometió a invertir 10.000 millones de euros (US$ 11.000 millones) de capital en los países de Europa Central y Oriental, muchos de los cuales se hallan entre las más de 60 naciones a que apunta la iniciativa del Cinturón y la Ruta de Xi.

También podría gustarte