Mercado da giro de timón y ahora apunta a clases B y C

En el país no ha habido planes de acceso al sector de la vivienda media, lo que generó una demanda acumulada importante. Es por ello que los desarrolladores inmobiliarios ponen las nuevas fichas en proyectos inmobiliarios para la clase media, considerando además que la clase A, o sector premiun ya está llegando al límite.

Desarrolladores inmobiliarios, luego de apostar fuertemente por los proyectos de nivel premium, dan un giro de timón mirando al sector de la clase media. Además de las torres de lujo y de las viviendas económicas, este mercado comienza a desarrollar proyectos habitacionales para la clase media que ponen énfasis en el confort, considerando el gran déficit que presenta este sector del rubro inmobiliario.

 

Paraguay es considerado el cuarto país de la región con mayor déficit habitacional.

Actualmente en Paraguay apuntan al premium, y debido al excelente clima de negocios y los bajos costos por metro cuadrado en comparación con los países de la región, Paraguay se volvió el paraíso de bienes raíces ubicándose en el sexto lugar en el ranking de los países con precios por metro cuadrado más baratos. De la mano del grupo empresarial Las Tacuaras SA, nace Táva, una empresa que ingresa al sector inmobiliario con una propuesta orientada a satisfacer la necesidad de viviendas de las familias con salarios de hasta G. 10 millones.

La presentación oficial de la firma se realizará a cabo el día de hoy. En la oportunidad también
será presentado Táva Defensores, el primer edificio de la firma que ya está en plena construcción en el corazón de la ciudad de San Lorenzo.
BUEN PRECIO Y CONFORT

El edificio contará con 66 departamentos de dos dormitorios, un baño, cocina, sala, comedor, lavadero, balcón y cocheras en planta baja. El edificio combina buena ubicación, funcionalidad y precios accesibles, ya que los interesados podrán acceder a las unidades con cuotas a precios de alquiler, adelanta el director de Las Tacuaras SA, Gustavo Koo.

También podría gustarte