Si te sucede esto, es momento de cambiar de ámbito laboral

Existen varias circunstancias que influyen a la hora de replantearse el futuro

Muchas veces el lugar de trabajo absorbe bastantes horas de la jornada, por lo que la forma en que un trabajador se desenvuelve en la empresa puede determinar los factores que influyen en el bienestar y felicidad del mismo. Según estudios científicos, la satisfacción que se siente dentro del trabajo es una variable clave para optimizar la productividad de la firma y por ende, los resultados.

MOMENTO
Si lo anteriormente citado no se cumple y el funcionario no se siente valorado y con posibilidades de crecer, entonces es momento de replantearse las situaciones que lo envuelven y analizar la viabilidad de mejores oportunidades o más acordes a las aptitudes del empleado. A continuación se explayan los principales factores que pueden motivar ese replanteamiento.

1. EL TRABAJO NO LLENA
Normalmente se eligen trabajos por necesidad o pensando únicamente en el dinero que se va a recibir. En este sentido, la labor está relacionada con el desarrollo personal por lo que, si uno no siente agrado del todo por el empleo o le cuesta arrancar la jornada enfocado, significa que no hay suficiente motivación al respecto y este es un factor clave para pensar en cambiar de trabajo.

2. SIN POSIBILIDAD DE DESARROLLO
Una de las claves de la satisfacción laboral radica en la sensación y expectativa de crecimiento dentro de una empresa, lo que permite mirar hacia el futuro con optimismo y con ansias de llegar más lejos. Pero, cuando una firma no le da el debido interés a su subordinado el nivel de satisfacción desciende, y con esta el rendimiento del mismo sumado a los resultados de la organización. Cuando uno lleva años en una empresa y se siente estancado, es tiempo de pensar en un cambio.

3. MALA RELACIÓN CON JEFES
Lógicamente, los directivos y jefes de área son los que toman las decisiones más importantes dentro de una empresa, afectando directamente a la compañía y a los cargos jerárquicos inferiores. De ahí a que el estilo de liderazgo influye enormemente en el bienestar y seguridad de los empleados. Por eso, si se da una mala relación con un jefe toda esa estructura no funciona de la manera correcta y termina creando un efecto en cadena que puede causar, entre otros fenómenos, estrés laboral.

4. VALORES DE LA EMPRESA
Sentirse bien dentro de una firma también tiene mucho que ver con los valores que posee la misma y la sincronía que uno puede llegar a tener. Por eso, si el empleado cree que existen diferencias éticas, morales, de objetivos o de cómo la estructura en sí funciona, es importante tomarlo en cuenta seriamente y plantearse la idea de un cambio de ambiente.

5. HORARIOS Y LA CALIDAD DE VIDA
Los tiempos dentro de la jornada laboral son importantes, por lo que una mala administración del mismo puede generar conflictos en ese espacio y con la familia finalmente.
Si una persona no se siente capaz de sostener tanta exigencia de horas en el trabajo, como sucede en una enorme cantidad de empresas, lo mejor sería buscar opciones alternas al rubro donde quiere incursionar o negociar de alguna manera la distribución de tiempos y compromisos.

El trabajo está relacionado con el desarrollo personal, por lo que si no hay satisfacción, es momento de pensar en un cambio.

También podría gustarte