Pirotecnia económica en evaluación del 2017

Banco Central y Hacienda pasaron por alto realidad social

El día de ayer se llevó a cabo en el Banco Central del Paraguay la presentación de Perspectivas 2018, donde el presidente del Banco Central del Paraguay, Carlos Fernández Valdovinos, presentó los principales resultados macroeconómicos obtenidos durante el año 2017.

AUTOBOMBO DE SU GESTIÓN

La presentación de Fernández Valdovinos se centró únicamente en resaltar los puntos positivos obtenidos en términos macroeconómicos, repitiendo el mismo discurso de autobombo que caracteriza al presidente de la política monetaria del país; el crecimiento constante del producto interno bruto en un 4,2%, el bajo nivel de endeudamiento y la estabilidad de la moneda.

DISCIPLINA FISCAL

Al final de la exposición, el titular del BCP comentó que si no se cumple la Ley de Responsabilidad Fiscal de su parte no espera que el país llegue al grado de inversión en su nota soberana para el año próximo ni dentro de cinco años. Así también indicó que si el descalce del PGN es de US$ 50 millones aproximadamente, no considera que sea grave, ya que puede ser manejado en términos de plan de caja, pero que si preocupa la señal que se está pasando, principalmente en términos del cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal que ha sido un ancla para la política fiscal.

Por otro lado, aseguró que no hay términos intermedios, se cumple o no la ley y el incumplimiento del Presupuesto General de la Nación será costoso en términos cualitativos. Finalmente, recalcó que una de las debilidades que siempre señalan las calificadoras de riesgos es el hecho de que el cumplimiento de la Ley de Responsabilidad Fiscal sea un referente nada más y no sea tratado realmente como un ancla.

 

LA EVALUACIÓN DE LEA GIRÓ EN TORNO AL GASTO PÚBLICO, PERO NO ACLARÓ SOBRE GRATIFICACIONES

Las eventualidades partidarias que se acercan forman parte del contexto de una presentación de la evaluación del 2017 y proyecciones del 2018. Los mismos acontecimientos fuerzan una salida repentina de la ministra de Hacienda, Lea Giménez, para no dar declaraciones ante la prensa sobre lo desarrollado en este año, y mucho menos sobre las últimas gratificaciones entregadas a puertas de las elecciones partidarias.

Por un lado, se observó una ministra fortalecida con lo expuesto, pero del otro solo inseguridad ante trabajadores de la comunicación que buscaban la versión oficial de un hecho denunciado por la ciudadanía en estos últimos días.

“Cierre fiscal 2017 y perspectivas 2018”, fue la idea central de la ministra Giménez, donde resaltó que Paraguay fue capaz de desacoplarse del desempeño económico de sus principales socios comerciales, Argentina y Brasil, situación que pudo darse mediante el impulso de motores alternativos de crecimiento y la implementación de la Ley de Responsabilidad Fiscal, fundamental para consolidar la estabilidad macroeconómica y desarrollar políticas pro crecimiento.

También comentó sobre el gasto público, ya que en los últimos años se llegaron a disminuir favorablemente. Pero no mencionó las bonificaciones que hace un año se eliminaron de la gran parte de los funcionarios públicos.

Admitió que uno de los desafíos es continuar trabajando en materia de ordenamiento fiscal, para que esto se traduzca finalmente en mejoras en la calidad del gasto. Afirmó que se debe seguir la buena senda que se ha emprendido, aumentando aún más las inversiones físicas y sociales que permitan mejorar la calidad de vida de todos los paraguayos.

 

También podría gustarte