Por ahora, no más sanciones para Rusia.

El domingo, el Gobierno de Donald Trump notificó a la embajada de Rusia en Washington que no planea imponer más sanciones en el futuro cercano, según un funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Las señales contradictorias de Washington respecto a sus planes han hecho girar a los mercados estos últimos días. Cuando las agencias de noticias oficiales de Rusia informaron sobre la notificación de Estados Unidos este miércoles, el rublo pasó de ser la moneda de mercados emergentes con el peor desempeño a registrar el mejor en la primera hora de operaciones en Moscú. La deuda en rublos con vencimiento en 10 años compensó sus caídas y subía por tercer día consecutivo antes que el Ministerio de Finanzas lleve a cabo sus planes de vender bonos. La semana pasada, el Ministerio había descartado realizar una subasta por primera vez desde 2015.

El último tira y afloja comenzó el domingo, cuando la embajadora de EE.UU. ante Naciones Unidas, Nikki Haley, dijo que pronto el Tesoro estadounidense anunciaría nuevas sanciones contra empresas rusas vinculadas con el programa de armas químicas de Siria. Al día siguiente, el Washington Post informó que Trump había frenado el plan.

El funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores habló a condición de anonimato para discutir sobre conversaciones privadas. No quiso especificar quién del lado estadounidense había dado la notificación.

El martes, el asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo a los periodistas que “se están considerando sanciones adicionales”, pero también que Haley se había “adelantado” al discutirlas en público.

EE.UU. sancionó a decenas de magnates y empresas rusas este mes, las medidas más duras desde que impuso las primeras sanciones económicas a Rusia hace cuatro años por el conflicto en Ucrania.

También podría gustarte