La muerte del jefe de Fiat plantea un debate

Privacidad

Bloomberg

 

La inesperada muerte del jefe de una compañía automotriz, Sergio Marchionne, genera preguntas sobre cuánta información relacionada con temas de salud deben dar a los mercados los ejecutivos enfermos o sus empresas. La revelación de un hospital de Zúrich –donde falleció el máximo responsable de 66 años– de que Marchionne se venía tratando hacía más de un año generó un debate sobre si debería haber informado a su empleador acerca de su condición o si Fiat Chrysler Automobiles NV minimizó su gravedad.

Pero los abogados dicen que la falta de revelación sobre su salud muestra cómo, en tales circunstancias, los derechos arraigados de los europeos a la privacidad pueden anular las obligaciones de compartir con los inversores las noticias sobre una enfermedad grave.

 

También podría gustarte