Saber pedir información

Por Juan Pablo Fernández Bogado – @jpferbo
Abogado

 

Si supiésemos como pedir las informaciones públicas, no estaríamos en la instancia de tener que ver obras sin terminar.

Mirando los antecedentes históricos, el derecho de acceso a la información es una herramienta crítica para el control del funcionamiento del Estado y la gestión pública y, por sobre todo, para la vigilancia contra la corrupción. Es un requisito fundamental para garantizar la transparencia y la buena gestión del gobierno y de las empresas que contrata el Estado.

El pleno ejercicio de este derecho es una garantía indispensable para evitar abusos de los funcionarios, promover la rendición de cuentas y la transparencia en la gestión estatal. Todo lo anteriormente mencionado, son enunciados que nos dan una idea de cuan importantes es saber cómo pedir la información que obra dentro de las instituciones públicas.

Para tomar como ejemplo, si supiésemos como pedir los datos relacionadas al proyecto Metrobús, tanto a los municipios, los ministerios involucrados o al congreso que acepto el préstamo, sabiendo analizar esa carga de información, no estaríamos en la instancia de tener que ver como una obra, que ha destrozado varias ciudades, se deje a medio terminar. En las dos últimas décadas, diversos Estados, incluida la República del Paraguay siendo el país número 100 con esta normativa, han integrado dentro de sus constituciones el derecho de acceso a la información. El movimiento a favor de la libertad de información se inspira en el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, la cual garantiza a cualquier individuo el derecho de “buscar, recibir y difundir las informaciones y las ideas de cualquier modo que sea”. No es tarde para utilizar esta herramienta.

La ley 5282/14 nos ayudará a conocer con documentos quiénes fueron los responsables directos e indirectos del proyecto. Usémosla para que la justicia obre en consecuencia. Pero por sobre todo aprendamos de una buena vez que, sin el control ciudadano van a seguir impunes y haciendo lo que quieren sin un castigo ejemplar ante tanto sufrimiento de los afectados directos e indirectos. ¡Metrobús nunca más!

También podría gustarte