Comercio: el principal desafío para el G20

Anticipan encuentro entre líderes de China y EE.UU.

Las disputas comerciales serán el tema que mayor de mayor interés y tensión en el encuentro de las naciones industrializadas del G20 este fin de semana en Argentina, en el que los líderes mundiales deberán responder por las restricciones comerciales aplicadas en lo que va del año, que ascendieron a un valor de US$ 481.000 millones.

De acuerdo a la Organización Mundial de Comercio (OMC), entre mayo y octubre del 2018, las 20 mayores economías del globo tuvieron un bajo volumen de intercambios comerciales debido a la implementación de restricciones por un valor seis veces mayor que lo registrado en el periodo anterior, de octubre 2017 a mayo 2018, cuando la cifra fue de tan solo US$ 74.000 millones.

El informe de vigilancia de la OMC sobre las medidas comerciales del G20 indica también que las restricciones aplicadas entre mayo y octubre del corriente año alcanzaron el monto más elevado desde que estas medidas empezaron a ser calculadas por el ente internacional en el año 2012.

Cabe también destacar que, en el periodo analizado, las medidas impuestas para facilitar el comercio fueron por tan solo US$ 216.000 millones, dos veces menor que las restricciones impuestas en los mismos meses.

Roberto Azevedo, director general de la OMC, manifestó que los resultados del informe deberían ser motivo de gran preocupación para los 20 países del grupo y el resto de la comunidad internacional.

“Si seguimos con el curso actual, los riesgos económicos se incrementarán, con potenciales efectos sobre el crecimiento, el empleo y los precios al consumidor en todo el mundo”, aseveró el director de la OMC.

Puntualmente, en lo que respecta al prolongado conflicto comercial entre China y Estados Unidos, las naciones del G20 están expectantes a una reunión entre el presidente Xi Jinping y su homólogo estadounidense, Donald Trump, en la que los mandatarios al menos puedan llegar a un cese parcial de sus restricciones.

El encuentro este fin de semana en Buenos Aires será la primera vez que los presidentes de ambos países se reúnan desde que Trump impuso aranceles sobre importaciones chinas valoradas en US$ 250.000 millones para lograr concesiones China en lo referente al acceso a sus mercados, la transferencia forzada de tecnología y el robo de propiedad intelectual. El gobierno de Jinping respondió con aranceles propios impuestos a diversos productos americanos, entre ellos la soja, lo cual causó que el gobierno estadounidense deba subsidiar a sus productores agrícolas para sobrevivir a las pérdidas ocasionadas por el bloqueo del mayor comprador de sus granos.

El presidente Trump reiteró la semana pasada que Estados Unidos aplicaría nuevos aranceles si ambos países no llegaban a un acuerdo. “Tengo otros aranceles por valor de US$ 250.000 millones para imponer”, manifestó el mandatario norteamericano.

Por su parte, el viceministro de comercio chino, Wang Shouwen, dijo que en antelación del viaje del presidente Jinping a la Argentina notaron que el gobierno estadounidense quiere llegar a un acuerdo para resolver las fricciones comerciales con el gigante asiático. “China espera trabajar con Estados Unidos para contener las disputas. Las acciones comerciales de Estados Unidos lastiman a China, América y el mundo”, dijo Shouwen en un comunicado oficial.

En lo que respecta a las expectativas frente a la cumbre G20, el gobierno chino comunicó que espera enviar una señal clara de apoyo hacia sistemas de comercio multilaterales y mejorar la cooperación con sus socios económicos.

También podría gustarte