Rubro lucha por no mantenerse inmóvil

Fábricas de maniquíes buscan sobresalir

Por Camila Mongelos

Los maniquíes ac­tualmente van per­diendo popularidad en el mercado, sin embargo las dos fábricas existentes continúan lu­chando por sobrevivir.

Sara de Stampf es la gerente de una de las fábricas más antiguas del país, “Stampf Ma­niquíes”, la cual fue fundada hace aproxi­madamente 60 años y comentó que el 2018 fue un año bastante duro para ellos y para las pequeñas industrias, incluso, varias tiendas que eran sus clientes debieron cerrar por la falta de ventas.

Por otra parte también se encuentra Decorama, una popular fábrica de mani­quíes en el centro de Asun­ción, Antonio Ferreira, propietario de la empresa, quien comenzó importan­do de Brasil y Argentina y hace 17 años se dedica a fabricarlos, indicó que uno de los principales proble­mas del rubro es que no se trata de un producto de consumo masivo que se puede llegar a vender todos los días, sino más bien cada vez que se habilite locales o se remodelen de tal forma que necesiten más mani­quíes en la tienda.

Decorama y Stampf utili­zan materiales de primera calidad y por ende sus productos son duraderos, pero a la vez realizan res­tauraciones para los clien­tes que soliciten el servicio. Ambas fábricas producen alrededor de 40 maniquíes al mes ya que el proceso para la fabricación de cada uno les lleva alrededor de 3 a 5 días porque son hechos de forma cautelosa y cada uno de ellos cuenta con detalles específicos como maquillaje, poses distintas e incluso cabellera. Cabe destacar que sus costos rondan los G. 1.200.000 a G. 1.500.000.

 

ESTRATEGIAS

Ferreira mencionó que uti­liza las redes sociales para hacer publicidad y a la vez comercializa otros artículos para equipar una tienda.

Sara sin embargo realiza sus maniquíes por pedido y participa de actividades re­lacionadas al rubro. “Tene­mos que encontrar nuevas aristas, nuevas formas y nuevas maneras de trabajar, vemos que hay un mercado muy exigente e inmediato, nosotros realizamos por pe­dido y posiblemente reali­zaremos una línea exporta­ble y así llegar a un mercado más grande ”, explicó.

Según varios expertos en moda los maniquíes son su­mamente importantes para las ventas en las tiendas, ya que los consumidores pue­den llegar a ser cautivados por las prendas de forma más positiva.

También podría gustarte