La caída de Maduro preocupa a Rusia

Moscú mantiene su desconfianza en los Opositores

Bloomberg

 

Después de haber prometido un apoyo total al acosado régimen del presidente venezolano Nicolás Maduro, Rusia comienza a exhibir indicios de duda respecto de su capacidad para sobrevivir a un desafío de la oposición.

Moscú no ha abandonado su respaldo público a Maduro, pero reconoce cada vez más que el estado desastroso de la economía venezolana está drenando de manera inexorable lo que queda de su apoyo popular, dijeron dos personas allegadas al Kremlin. Al mismo tiempo, la renuencia del ejército a reprimir a sus propios ciudadanos limita su capacidad para usar la fuerza con el fin de aplastar la impugnación de su gobierno, dijeron las personas, que pidieron que su identidad no se revelara en razón de la sensibilidad del tema.

“Por desgracia, el tiempo no juega a favor de Maduro”, dijo Vladimir Dzhabarov, vicepresidente primero de la comisión de Asuntos Internacionales de la cámara alta del parlamento de Rusia. “En una situación de crisis económica que se agrava, el ánimo de la sociedad puede volverse rápidamente en su contra”.

Moscú mantiene su desconfianza respecto de los opositores de Maduro respaldados por EE.UU., pero es perfectamente consciente de los escasos mecanismos que tiene para rescatar a un cliente que está demasiado sumergido en problemas financieros como para que el Kremlin lo saque del apuro y demasiado lejos como para que Rusia despliegue una fuerza militar significativa susceptible de apuntalarlo.

Desde hace años, Rusia -junto con China- es un aval importante de Maduro, con lazos que se remontan a 1999, cuando su predecesor Hugo Chávez asumió el poder. Le ha hecho llegar préstamos e inversiones por miles de millones de dólares, provenientes en su mayoría del gigante petrolero estatal Rosneft PJSC, y pugna por proteger sus intereses ahora que Trump intensifica los esfuerzos por derrocar al líder venezolano.

También podría gustarte