Burbuja de humo

DesdeAdentro

Por Juan Torres – Periodista
@jualtorres

 

Se nos ha estado vendiendo el discurso de que somos el “tigre” económico de Sudamérica, pero el país está quedando rezagado en temas clave.

Durante años, se nos ha estado vendiendo el discurso de que somos el “tigre” económico de Sudamérica, pero el país está quedando rezagado en temas clave debido a la inexistencia de una visión estratégica de desarrollo y a una corrupción asfixiante. Nuestro crecimiento económico del 4% parece particularmente bueno al compararlo con los de Argentina y Brasil, pero hay que poner en contexto que el margen que tenemos nosotros para crecer, es mucho mayor, debido a que nuestra base de desarrollo es menor.

Pasa lo mismo al compararnos con economías avanzadas: es mucho más meritorio un crecimiento promedio del 3% en EE.UU. o España en los últimos años, que el nuestro; ya que si tuviéramos una infraestructura mejor y niveles de educación (productividad) mayores, deberíamos estar creciendo fácilmente al 6% o más. Debemos mirar atrás y rescatar todo lo bueno que hicimos en materia de estabilidad económica, pero es hora de pasar a una siguiente etapa que nos permita dar el salto al desarrollo.

El foco debe pasar a ser darle al país la estructura física y los servicios públicos que necesita para que pueda seguir creciendo a mediano plazo y más gente logre ingresar a una clase media ilustrada y que pueda consumir; la que empuja a los países al desarrollo y suele ser la más exigente y menos manipulable por la clase política o intereses especiales de algunos sectores económicos.

No hay país exitoso con mucha gente que fracasa. Existe un pequeño grupo de personas al que le fue muy bien todos estos años- y ojalá les vaya cada vez mejor- pero incluso a ellos se les puede amargar la fiesta si es que no conseguimos hacer ajustes a un modelo económico que se fija exclusivamente en cifras de planillas excel antes que en obras y decisiones políticas que mejoren la vida de todos. Es hora de despertar antes de que explote la burbuja de humo.

También podría gustarte