Franquicia, todo lo que necesitas saber

Es importante que el franquiciador posea los derechos indiscutibles sobre ellos, además de tomar las medidas necesarias para protegerlos antes de permitir su uso.

POR ROSA ESTIGARRIBIA
ABOGADA
DRELICHMAN ABOGADOS

Paraguay ha expe­rimentado un au­mento progresivo en el número de franquicias en los últimos años, actualmente exis­ten alrededor de 200 fran­quicias, de las cuales, casi el 80% son internaciona­les, hablando siempre de franquicias legalmente constituidas.

De manera muy sencilla, podemos definir la fran­quicia como un sistema de colaboración mediante el cual una persona (fran­quiciador) cede a otras (franquiciados) una mar­ca, un producto o un ser­vicio probado y rentable y un saber-hacer (know how) específico para ges­tionar adecuadamente un negocio.

A cambio el franquiciado aporta la inversión inicial necesaria y su esfuerzo personal en la gestión de su negocio. Todo ello en el marco de un contrato que ampara dicha relación.

Entre las ventajas de la franquicia podemos resaltar la rapidez del crecimiento, menor inversión, reducción del riesgo comercial y financiero, notoriedad de la marca, obtención de experiencia y asis­tencia continua. Esto se ha convertido en una garantía para muchos nuevos empresarios e incluso para quienes ya cuentan con una trayec­toria en el mundo de los negocios.

El aspecto jurídico de las franquicias es que existen dos empresas económica y jurídicamente indepen­dientes, que conciertan una relación limitada por tiempo. No existe un con­trato laboral entre ellas, se firma un contrato de franquicia que estipula las condiciones de la relación.

Además de la transmisión por parte de la empresa franquiciadora de la li­cencia de uso de la marca registrada y contrapresta­ción económica por parte de las empresas franqui­ciadas, y otorgamiento mutuo de exclusividad espacial y temporal.

El nombre del franquicia­dor y el logo son parte vi­tal del paquete. Cuando se concede una franquicia, el franquiciador le da al franquiciado los derechos para usar su nombre y el logo de su negocio.

Por tanto, es importante que el franquiciador po­sea los derechos indiscu­tibles sobre ellos, además de tomar las medidas ne­cesarias para protegerlos antes de permitir su uso a otros.

Esto puede conllevar el registro del nombre y el logo, además de la protec­ción de ciertos aspectos del negocio mediante pa­tentes y derechos de autor.

Este modelo de negocios para el Paraguay ha tenido una inmensa receptividad de emprendedores nacio­nales por sus costos bajos y la utilización de capital de terceros, que permiten crecer a la empresa matriz y conseguir un reconoci­miento mayor, con menor esfuerzo.

Antes de firmar cualquier contrato de franquicia, es importante asesorarse con un abogado experto en este tipo de sistema, el contrato debe ser armado a medida, considerando las características propias del negocio en particular.

También podría gustarte