La importación de vehículos se mantiene en descenso

Informe verifica bajas comerciales en los primeros meses del 2019

La Cámara de Distribuidores de Automotores y Maquinarias (Cadam), constató que al cierre de febrero hubo una baja del 8,1% en la importación de vehículos comparado con el mismo periodo del 2018.

De acuerdo al último informe, en total se registraron 5.524 unidades de vehículos y camiones nuevos al cierre de febrero. Según el reporte del Departamento de Estadísticas de Cadam, el valor de importación alcanzó US$ 93.392 millones en ese mes, lo que representa 15,9% menos que el 2018.

Víctor Servín, vicepresidente del gremio, reconoció que en el día a día se percibe un descenso en lo que corresponde a las ventas de automotores. “Este descenso se da en varias industrias no solo en la automotriz, pero marzo aún no se encuentra culminado y creemos que para el cuatrimestre ya se estabilizará el rubro”, señaló.

UNIDADES
El segmento de vehículos mantuvo su caída con -10,2% y el de mayor decrecimiento continúa siendo el de las camionetas con un -27% (1.130 unidades), seguido por el de las SUV con -18,8%. Por el lado de los furgones y minibuses, estos mantuvieron su incremento con 35,8% y 18,6% respectivamente, mientras que los automóviles recuperaron su aumento en un 8,3%.

La importación de camiones nuevos alcanzó 17,8% de crecimiento con 536 unidades ingresadas. El de camiones aumentó 23,3% al cierre del segundo mes, mientras que el segmento de ómnibus cayó con 58,1% menos respecto al año anterior.

Los directivos de la Cadam también señalaron que la este desempeño refleja la retracción en las ventas que se viene dando desde el último cuatrimestre del 2018.

También afirmaron que en estos dos primeros meses, se sintió más la caída de las ventas, pero “es apenas el inicio de año como para comprometer las perspectivas de cierre”.

“Los datos valorizan la caída de los volúmenes y los precios en el sector agrícola, que pueden ser paliados por la ejecución de las importantes obras públicas anunciadas, con inversiones por valor de en promedio US$ 900 millones”, indica el comunicado oficial del gremio.

“Este es un instrumento muy válido para que el mercado recupere confianza. Sin embargo, al sector le preocupa los ruidos de tambores que anuncian la creación de nuevos impuestos, caso que sería inoportuno en un año así de difícil, ya que produciría mayor desaceleración y propiciaría el incremento de la evasión, punto importante al que no se ha puesto la atención suficiente” señaló por su parte Servín.

PROYECTOS
La autorización para la importación de autos eléctricos usados es un proyecto que continúa perseguido según afirma la Cámara, y advierten que esto también traerá consecuencias dañinas para el medio ambiente.

“Los daños podrían ser inclusive más graves que las que genera la importación de vehículos a combustión usados en vida útil terminal”, finalizó el vicepresidente.

También podría gustarte