Lucha por deuda genera interrogante sobre el sistema

Afirman que Pasfin exige cobrar por fuera del llamado a acreedores.

Autoridades de la firma Casa Popular SA denunciaron haber sido supuestamente extorsionados parar cubrir la totalidad de la deuda que tomaron con la firma prestadora de créditos Pasfin SAECA, por fuera de la convocatoria a acreedores que realizaron en diciembre del año pasado.

Solagne Alfonso, gerente general y Hugo Ayala, gerente de administración financiera de la mencionada compañía, propiedad de Atilio Reguera Riquelme, visitaron la redacción de 5días para dar detalles del proceso del llamado a proveedores que realizaron meses atrás ante una inminente cesación de pagos.

Dijeron que este proceso trae aparejado una serie de situaciones de quita y exoneración de intereses que se buscó en principio, realizarlo en el ámbito privado. Muchos de los acreedores de Casa Popular, según sus gerentes, continúan operando con la empresa. “Pero como toda convocatoria siempre está aquel acreedor que quiere cobrar por fuera y en detrimento de los demás, eso es lo que está ocurriendo. De repente hay entidades financieras que tienen un sistema mucho más agresivo, reconocemos a cada uno de nuestros acreedores y no negamos que tenemos una deuda con el grupo empresarial Pasfin SAECA”, manifestó Alfonso.

La gerente general manifestó que la empresa de crédito no acudió a la convocatoria, a pesar de que hay otras empresas similares de su ramo con las que también tiene compromisos pendientes y que no accionaron contra la firma. “No sé decir si la deuda es el monto que ellos mencionan, en los balances financieros se refleja perfectamente bien, en el caso Pasfin hablamos de un monto de G 8.000 millones aproximadamente”, comentó.

Según la gerente general, la empresa de crédito les exigió no solo los cheques sino firmar también unos pagarés de garantía, y estos cheques se fueron pagando hasta la caída de las cuentas bancarias que ocurrió en la última semana de octubre del año pasado. Cuando se les consultó cuánto fue lo que abonaron y el saldo que quedaba de la deuda, respondieron que no tenían a mano ese monto. “Cuando hacíamos el pago ellos no nos devolvían los pagaré, la postura de ellos siempre fue que cuando se cancele toda la deuda se devolverían todos los pagarés”, comentó.

DENUNCIA
Respecto a las supuestas extorsiones a la que estaría siendo expuesta la compañía, Alfonso dijo si bien no le consta de manera personal, supo de casos de supuestas amenazas de imputaciones por parte de esta empresa. “Pasfin lo que busca es extorsionarnos con una serie de denuncias, intentan cobrar un monto pero no sabemos exactamente ese monto. No negamos que le debemos, pero vamos a pagar dentro de la convocatoria; tienen cheques y pagarés. Podemos reconocer exactamente lo que es el monto pero podrían tener tres documentos por una misma operación”, advirtió.

Según la gerente en varias ocasiones se intentó una mediación con la firma pero aclaró no pueden pagar a una sola la totalidad de la deuda de una vez, cuando que tienen compromisos con otros acreedores inclusive por montos que son superiores. “Pedimos asesoría y allí nos dijeron que hay usura (en el crédito). Evidentemente sabíamos que los intereses no eran muy comunes, sino bastante caros, pero la necesidad te lleva. Nuestro abogado penalista Ricardo Preda ya formuló una denuncia al respecto y eso se está investigando”, subrayó.

Finalmente, los gerentes Alfonso y Ayala dijeron que el impacto en la empresa no es solo económico, sino también social, puesto que unas 350 familias dependen de manera directa de la compañía que opera bajo el nombre comercial Facilandia. “Como Casa Popular tenemos 14 canales de venta, no tuvimos que disminuir nuestro capital humano y estamos cumpliendo con los salarios al mes. Vamos a cumplir hasta el último guaraní que debemos, pero solo pedimos que nos dejen trabajar. Minándonos con denuncias mal elaboradas, extorsivas, eso lo hacen en detrimento de todos los demás acreedores”, sentenció.

También podría gustarte