Paraguay debe incursionar en la economía digital

Alexandre Meira Da Rosa, Vicepresidente de países del BID

Por Samuel Acosta
@acostasamu

El vicepresidente de países del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Alexandre Meira Da Rosa reflexionó ayer con 5días sobre los desafíos que conlleva la cuarta revolución industrial en países emergentes como Paraguay, en el marco de su visita a nuestro país para participar de la reunión anual del Grupo BID con la sociedad.

Hay un temor de que esta cuarta revolución industrial vaya deshumanizando mucha de las tareas y se pierdan empleos, principalmente, de mano de obra no calificada. ¿Qué deben hacer las autoridades de países como Paraguay para mitigar este impacto futuro?

Si bien hay mucho temor ante la posible pérdida de empleos derivada de la 4ta revolución industrial, la mayoría de la evidencia que tenemos indica que, aun cuando se espera se pierdan empleos, la introducción de nuevas tecnologías también generará nuevos trabajos tanto en ocupaciones existentes como en ocupaciones nuevas.  ¿Quién se podía imaginar hace 15 años ocupaciones como gestor de redes sociales o entrenador de inteligencia artificial? Desde la 1ª revolución industrial, la humanidad ha ido incorporando nuevas tecnologías y estas han permitido aumentos sostenidos en el nivel de vida. Al mismo tiempo, la proporción de gente empleada no ha caído, sino que ha ido aumentando, en parte, gracias a la creciente inclusión de las mujeres en el mercado laboral.

Por ello, el mayor peligro que tenemos no es tanto que se pierdan empleos debido a la tecnología, sino que no se generen nuevos, y que no se aumente el estándar de vida porque no invertimos lo suficiente en nuevas tecnologías. El rol de las autoridades es impulsar de forma decidida la inversión en tecnologías digitales, y al mismo tiempo, ayudar a los trabajadores, particularmente a aquellos directamente afectados por la automatización, a encontrar nuevos empleos apoyándoles tanto en la transición como en adquirir las habilidades que estos nuevos empleos requieren.

–  En Paraguay se observa este fenómeno en segmentos como el sistema financiero con su apuesta a la banca móvil que hizo disminuir el número de sucursales, y también en áreas agrícolas e industriales cada vez más automatizadas.

La pérdida o no de empleo, ¿pasa por la capacitación sobre inteligencia artificial y estas nuevas tecnologías? 

Si, efectivamente, pasa por educar y capacitar a los nuevos y futuros trabajadores en las nuevas habilidades que demanda el mercado laboral, en las habilidades del siglo XXI, que van más allá de las habilidades digitales.  La tecnología tiene el efecto de transformar las tareas que realizan los trabajadores. Las tareas más rutinarias son las que son más fácilmente sustituibles por máquinas o robots, mientras que aquellas tareas que hacen más uso de las habilidades sociales (por ejemplo, comunicación o psicología), las habilidades cognitivas avanzadas (por ejemplo, el razonamiento crítico) o la creatividad son mucho más difíciles (por ahora) de ser sustituidas por máquinas.

Por ello, además de manejar las nuevas tecnologías digitales, el razonamiento crítico, las habilidades sociales y la creatividad son cada día más demandadas en este nuevo mercado laboral, y es esencial que sean incorporadas en los planes educativos y de capacitación.

– Algunos analistas internacionales consideran que el efecto de esta ola tecnológica obligará a que se opte por la capacitación para sobrevivir ¿deben estar centrados todos los esfuerzos en educar en estas nuevas habilidades que demandará un mundo más ligado a la tecnología?

En un estudio publicado recientemente por el Banco, en colaboración con la red profesional LinkedIn, se muestra que las ocupaciones y habilidades digitales están entre las que más crecen en los cuatro países de la región analizados.

Asimismo, otros estudios para países fuera de la región muestran que hoy prácticamente todas las ocupaciones exigen un mayor grado de destreza digital que en el pasado.  Por ello, el tener las habilidades para poder desempeñarse en un mundo crecientemente más digital es clave para alcanzar mayores niveles de productividad y ser más empleable.  Asimismo, es clave incorporar en los sistemas de educación y capacitación no sólo habilidades digitales, sino también otras habilidades del siglo XXI, tales como la capacidad de resolución de problemas, el pensamiento crítico, la creatividad, así como habilidades de comunicación y trabajo en equipo.

– La región ha experimentado una fuerte desaceleración en los últimos años; sin embargo, el Paraguay ha mantenido gracias a su salud macro-económica un crecimiento constante; ¿Es justamente este, el ambiente propicio para que las autoridades nacionales apuesten a invertir en preparar a su población para el mundo que se viene?

Es esencial que el Paraguay aproveche esta coyuntura positiva y reinvierta parte de estos frutos del crecimiento para incursionar de forma decidida en la economía digital. Esto implica invertir en infraestructura de banda ancha, generar un ambiente regulatorio propicio para que las empresas incorporen estas tecnologías, apoyar a los trabajadores afectados por la automatización a transitar a nuevos empleos, e invertir en programas de formación relevantes para que las personas puedan desempeñarse con éxito y lograr una gestión exitosa del cambio hacia un mundo cada vez más digital.

–  La cuarta revolución industrial también trae un abanico de oportunidades, tanto para mejorar, por ejemplo, los rendimientos en la producción de pequeños agricultores como también en simplificar y digitalizar los servicios públicos; ¿considera que Paraguay está realizando los esfuerzos necesarios para avanzar hacia ese camino, o desde el BID, creen que es necesaria una mayor apuesta?

Creemos que Paraguay está en la dirección correcta en su esfuerzo para potenciar las ventajas de la 4ta revolución industrial con proyectos como la iniciativa  “Agenda Digital” liderada por el MITIC, la digitalización de los archivos y procesos de la DINAPI, y la plataforma “ParaEmpleo”. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer con amplias oportunidades de fortalecimiento.

Quiero destacar el esfuerzo que el país está realizando para apoyar a sus ciudadanos a través de la iniciativa “Paraempleo”, una herramienta dirigida a los trabajadores que necesitan reubicarse en el mercado laboral. Esta plataforma, la primera de estas características en toda la región de América Latina y el Caribe, usa inteligencia artificial para analizar las capacidades específicas de cada persona que necesite un empleo y los conecta con las oportunidades laborales que mejor se ajusten a sus perfiles. También ofrece recomendaciones sobre las habilidades que necesitarían adquirir para tener mejores oportunidades y ser más competitivos.

También podría gustarte