Tildan de “maquillaje tributario” a la reforma fiscal

Los miembros de las Comisiones de Hacienda y Presupuesto; Legislación, Codificación, Justicia y Trabajo; Industria y Comercio; Cuentas y Control de la Administración Financiera del Estado y la de Economía se reunieron ayer con autoridades del Ministerio de Hacienda, quienes explicaron el proyecto de Ley de Modernización y Simplificación del Sistema Tributario Nacional, presentado por el Poder Ejecutivo y que se encuentra en estudio en las comisiones señaladas.

El titular del Fisco, Benigno López, dijo que la reforma fiscal permitirá más ingresos a ser destinados al fortalecimiento del capital humano, la salud y educación. Indicó además que todo lo que se pueda reorientar del presupuesto, ahorros de las compras públicas y la recaudación adicional con la propuesta de modernización y simplificación tributaria será destinado a un fondo blindado.

En este sentido, la senadora Esperanza Martínez señaló que les ilusiona que la reforma sea dirigida a esas áreas, pero que los US$ 500 millones que se recaudarán de más con la modernización tributaria no alcanzarán, y recordó que en el presupuesto de este año se presentó un 31% de incremento de deducciones fiscales equivalente a 600 millones de dólares.

“Hoy nuestra diferencia entre impuestos directos e indirectos está 7-23, ahora vamos a ir 80-20, ¿cuál es el cambio en esta reforma?, lo que nosotros queremos es una reforma fiscal de grandes ingresos. Esta no es una reforma, esta es medida de eficiencia”.

Por su parte, la senadora Desirée Masi, señaló que con esta propuesta del Ejecutivo recaudará más o menos lo mismo que se emitió en bonos o prácticamente lo mismo que Hacienda debe devolver de IVA. “Para nosotros esto no se puede llamar reforma tributaria sino maquillaje, porque si es solamente una simplificación de trámite, pero con una recaudación potencial de 500 millones de dólares, no se puede llamar reforma tributaria”.

Por su parte, Gustavo Volpe, representante del sector empresarial y presidente de la Federación de la Producción, la Industria y el Comercio (Feprinco), solicitó a los senadores que tengan mucha prudencia a la hora de analizar la reforma tributaria, “les pido racionalidad a la hora de analizar el aumento de los impuestos”.

Asimismo, José Ortiz, representante de las empresas tabacaleras, dijo que el sector sugiere que si existe un incremento del impuesto al tabaco sea como a las bebidas azucaradas, es decir de un 10%, señaló que esto implicaría un aumento de entre el 22 y 24%.

Al término de la reunión, los legisladores decidieron no dictaminar respecto al Proyecto de Ley, argumentando la necesidad de estudiar mejor y a profundidad el contenido del documento propuesto por el Poder Ejecutivo.

También podría gustarte